Abundan los anuncios que le prometen cientos de dólares a la semana por teclear algo, llenar sobres, procesar facturas médicas, etc. Sólo tiene que hablar por teléfono o hacer clic aquí o allá.
Pero tenga cuidado de cualquier oferta que prometa dinero rápido por un esfuerzo mínimo ya que en muchos casos se trata de estafas que solamente llenan los bolsillos de los delincuentes.

La defensa principal contra estas estafas es no caer en ellas. Por eso lo primero es familiarizarse con el tipo de estafas que existen, por ejemplo:
Adelanto de pago: ¡Empezar un negocio de casa es fácil! Sólo tiene que invertir unos cientos de dólares en inventario, en materiales para el entrenamiento y para establecer el negocio, dicen. Pero por supuesto, cuando llegan los materiales, si es que llegan, no valen nada y usted se queda con la factura.

“Comprador misterioso” financiado por cheque falsificado: se le manda un cheque con una buena cantidad de dinero y se le pide que lo deposite en su cuenta de banco. Después se le pide extraer el dinero para ir de compras y para que revise los servicios de tiendas locales y de compañías de transferencias bancarias. Usted se queda con una pequeña cantidad del dinero para realizar su “trabajo” pero después, según las instrucciones, debe mandar el resto del dinero a su “empleador” por correo o a través de una transferencia bancaria. Podría sonar bien, con excepción a un detalle: el cheque inicial que recibe es falso, y para cuando su banco le notifica, su dinero ya desapareció y además es responsable por el cheque falsificado.

Fraude pirámide: se le contrata como un “distribuidor” y se le pide que desembolse grandes cantidades de dinero para adquirir material promocional así como inventarios de productos de poco valor. Se le promete dinero si recluta más distribuidores. La operación crece exponencialmente pero después se desmorona. Los únicos que ganaron dinero fueron los delincuentes que empezaron la pirámide.

Protéjase siguiendo estos consejos:
• Contacte al Better Business Bureau para determinar la legitimidad de la compañía.
• Sospeche de promociones que solicitan dinero por adelantado antes de proveer instrucciones o productos.
• No provea información personal al interactuar por primera vez con un potencial empleador.
• Haga muchas preguntas a sus empleadores potenciales. Las compañías legítimas las contestarán.

Fuente: FBI. Distribuido por Contenido Latino

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes