Las personas que llevan a cabo estafas bancarias afirman que el Gobierno de los Estados Unidos o el Departamento del Tesoro controlan ciertas cuentas bancarias (designadas comúnmente como “Cuentas Directas del Tesoro de los Estados Unidos”) destinadas a los ciudadanos estadounidenses, a las que se puede tener acceso enviando cierta documentación a las autoridades estatales y federales.

El FBI dice que los estafadores frecuentemente hacen referencia a distintas teorías jurídicas desacreditadas y utilizan distintos nombres para referirse a la estafa, como “redemption”, “strawman” y “acceptance for value”.

Existen personas y sitios web que cobran altas cuotas por enseñar a individuos a llevar a cabo este tipo de estafa. Comúnmente insinuarán que algunas personas han podido saldar sus deudas o realizar compras de automóviles y casas exitosamente. Cuando la estafa no resulta exitosa, atribuyen la falla a que el individuo no siguió las instrucciones en un cierto orden o porque no presen-tó el papeleo en el tiempo requerido.

Esta estafa utiliza principalmente documentos financieros falsos que aparentan ser legítimos. Comúnmente se refieren a dichos documentos como “letras de cambio”, “bonos pagaré”, “bonos de indemnización”, “bonos de compensación”, “letras de cambio a la vista”, o “garantías de contralor”.

Además utilizan algunos documentos oficiales con propósitos distintos a los previstos, como los formularios 1099, 1099-OID y 8300 del IRS. También suelen mezclar terminología jurídica y seudo-jurídica para aparentar su legalidad.

Consejos para no ser víctima
• Manténgase alerta al tratar con individuos o grupos que venden paquetes informativos que prometen brindarle acceso a cuen-tas bancarias secretas.
• Tenga cuidado si le aseguran que no necesita pagar impuestos sobre la renta federales o estatales.
• No crea que el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos controla cuentas bancarias para todos los ciudadanos.
• No confíe en individuos que digan que las multas de tránsito por exceso de velocidad, infracciones, cuentas por pagar, notifica-ciones fiscales o documentos similares, pueden ser resueltos escribiendo sobre ellos “aceptación de valor”.
Si conoce a una persona que promueve el uso de embargos inmobiliarios para obligar a alguien a aceptar esta estafa, contacte a su oficina local del FBI. EC

Información cortesía de Contenido Latino

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes