Si bien hay profesionistas que prestan un excelente servicio a los inmigrantes, hay personas deshonestas que cometen fraudes y estafas. Por lo tanto, si está buscando que le ayuden con su caso de inmigración, es importante que tome precauciones.

Estos son los engaños más comunes de personas que se aprovechan de los inmigrantes:

• Hacerse pasar por agentes federales de inmigración y ofrecer tratamiento o servicios especiales.
• Prometer empleos o visas de trabajo que no pueden obtener.
• Hacer la falsa promesa de que pueden lograr un trato especial para sus clientes en la oficina de USCIS.
• Producir y vender tarjetas de Seguro Social, licencias, pasaportes y otros documentos falsos.
• Presentarse como representantes autorizados o abogados, cuando no lo son.
• Ofrecer servicios pero limitarse a recibir el dinero de los clientes y desaparecer.


Consejos para protegerse

– No firme ningún formulario, solicitud, pedido u otro tipo de documento en blanco.

– No firme ningún documento que no entienda.

– Asegúrese de leer y entender todos los documentos que se presenten en su nombre y de que le respondan todas las preguntas en forma veraz.

– Haga copias de todos los documentos que se preparen o presenten en su nombre.

– Recuerde que usted puede anular un contrato de servicios por escrito dentro de tres días hábiles, y obtener el reembolso total de lo que ha pagado.

– Pida un recibo por todos los pagos y guárdelos.

– Verifique que su abogado esté autorizado o que su representante acreditado esté autorizado por la BIA (Board of Immigration Appeals) para representarlo.

Busque representación legal
Hay personas u organizaciones que prestan asistencia en cuestiones relativas a la ciudadanía, la condición de residencia y otros servicios del gobierno. No son abogados y en general no son supervisados por abogados. Por lo tanto, no pueden representar a los clientes en los trámites de inmigración.

Tenga cuidado con los notarios. En Estados Unidos, un “notario” o “notario público” no es abogado y no está autorizado para brindar asesoramiento legal. Lo único que puede hacer es verificar su identidad y legalizar su firma.

Lo mejor es contratar a un abogado que conozca las leyes de inmigración. Pero antes, solicítele pruebas de que se encuentra debidamente autorizado para ejercer, o póngase en contacto con las autoridades correspondientes para verificar sus datos.

Información cortesía de Contenido Latino y NYSconsumer.gov

Esta columna no pretende sustituir los consejos y ayuda legal que sólo un experto en la materia puede brindar

Dirija sus comentarios a [email protected].


Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes