Lo que huele
• El olor a quemado, si es ligero y agudo, es señal de un corto en el sistema eléctrico.
• Olor a podrido. Un olor continuo de sulfuro quemado usualmente indica un problema con el convertidor catalítico. Haga que lo revisen y que lo reparen de inmediato, si es necesario.
• Un olor espeso y agrio, generalmente se debe a aceite quemado. Busque señales de una fuga.
• Si el olor es dulzón, es clara indicación de una fuga de anticongelante.
• Si huele a resina quemada o a químico agrio, puede ser señal de sobrecalentamiento de los frenos o del embrague.

Lo que oye
• Un rechinido agudo que se acentúa con las revoluciones del motor, puede deberse a la pérdida de líquido de la dirección hidráulica, una banda del aire acondicionado defectuosa o problemas con el ventilador.
• Un chirrido o silbido metálico que ocurre cuando el auto está en movimiento, puede ser causado por frenos desgastados.
• Un ruido sordo, como un constante rugir, puede indicar problemas con el sistema de escape.
• Un golpeteo metálico podría deberse a unos amortiguadores en mal estado o problemas en otras partes de la suspensión. Otra causa podría ser una pipa o un mofle mal apretados.

Lo que siente
• Aquí hay muchas variantes, por ejemplo cuando siente temblar el volante, puede ser señal de que el auto necesita una alineación de ruedas.
• Si detecta problemas de control del volante, puede ser señal de fallas en la suspensión o llantas mal infladas.
• También puede sentir irregularidades al pisar el freno, aunque en esta parte lo mejor es que un mecánico haga el diagnóstico y la reparación necesaria.

Información cortesía del Catálogo de Información al Consumidor, www.pueblo.gsa.gov

Para comentarios: [email protected] ó 1-800-242-2527.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes