1. Batería muerta: Todas las baterías se debilitan con el tiempo. Ciertas actividades pueden descargar la batería, como el uso poco frecuente o muchos viajes cortos. Incluso olvidarse de apagar una luz o escuchar la radio con el motor apagado puede drenar el líquido de la batería, debilitándola demasiado cuando la necesita.
Para que no le pase: Asegúrese de probar la batería y el alternador como parte de una inspección anual.

2. Llanta baja o reventada. Puede ocurrir por peligros en la carretera, un defecto en la llanta o falta de cuidado y puede hacer que usted pierda el control del vehículo.
Para que no le pase: Mantenga todas las llantas, incluyendo la de emergencia, debidamente infladas según la presión recomendada por el fabricante de autos revisándolas mensualmente. También inspeccione los costados de la llanta para ver si tiene bultos o grietas.

3. Fuga de líquido. Una fuga sin detectar en un sistema crítico puede ser devastadora, posiblemente resultando en una transmisión o motor fundido o incluso en una falla en los frenos.
Para que no le pase: Revise los niveles de líquido del auto regularmente, utilizando el manual de propietario como guía. Busque fugas en el pavimento donde se estaciona: las gotas de color negro son aceite. Las verdes, anaranjadas o amarillas son líquido refrigerante. Las de color marrón o rojizas pueden ser líquido de la transmisión o frenos. Cualquiera de estas fugas pueden significar un problema serio. Vaya al mecánico para que inspeccione el auto.

4. Fusible quemado. Cuando un fusible se quema, puede desactivar alguno de los sistemas eléctricos críticos, tales como los faros, el descongelador o el sistema de frenos antibloqueo, cualquier de los cuales puede causar un accidente.
Para que no le pase: Se le recomienda llevar una selección de fusibles de repuesto y una pinza para sacar fusibles en el auto. Los kits de fusibles varían de $5 a $20 y se pueden comprar en las tiendas de repuestos de autos. Asegúrese de revisar su manual de propietario para cerciorarse de que los fusibles que compre tengan el índice de amperaje y tamaño correctos. Si el mismo fusible se quema repetidamente, haga que un mecánico inspeccione el sistema.

5. Banda de transmisión rota. Si esto ocurre, se puede desactivar la bomba de agua o el alternador del auto, causando el sobrecalentamiento del motor y la descarga de la batería.
Para que no le pase: Haga revisiones periódicas. Si una banda tiene grietas o si el hule se está pelando o está quebradizo, se debe reemplazar. Si la banda está demasiado floja y el lado interior brilla, o si oye un chirrido mientras conduce, se debe ajustar o reparar la banda. La mayoría de las bandas de transmisión se deben reemplazar después de unas 60,000 millas.

 

Información cortesía de Consumer Reports

Para más temas de interés visite: www.artículos.elclasificado.com
Díganos su opinión. Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes