Debido a los tumbos que ha dado la economía y a lo apretado de los presupuestos, muchos conductores han optado por reducir el mantenimiento habitual de sus autos usados o postergar reparaciones importantes porque sencillamente el vehículo aún se puede manejar. Sin embargo, el retraso de ciertas reparaciones puede ser un juego peligroso para los automovilistas.

La AAA le recuerda a estos conductores que ignorar el mantenimiento de su vehículo puede ponerlos en peligro a ellos, sus pasajeros y otros en la carretera. De seguimiento a estas áreas para una conducción más segura y un aumento de la fiabilidad del vehículo:

1.Lleve un control de la tracción. Las llantas desgastadas son mucho más propensas a patinar sobre el pavimento mojado, resultando en una pérdida de potencia de frenado y control de la dirección dos de las situaciones más peligrosas para los conductores. Inserte una moneda de veinticinco centavos en un ranura de los neumáticos. Si puede ver la cabeza de Washington, cambie los neumáticos.

2.Ojo con la suspensión. El descuido del mantenimiento de los componentes debajo del automóvil especialmente los amortiguadores, puede hacer que los conductores pierdan el control en giros repentinos o a altas velocidades. Un mecánico especializado puede detectar fallas importantes y reparar o reemplazar piezas defectuosas.

3.Revise los frenos. El líquido de frenos viejo o los bajos niveles de líquido puede dar lugar a un debilitamiento de los frenos. Inspeccione el nivel de líquido de frenos en cada cambio de aceite. Si el nivel ha bajado de la marca del nivel “bajo” en el depósito de fluido, por lo general indica un desgaste de los frenos principales o una fuga en alguna parte del sistema. Ver a un profesional no puede esperar.

4. Busque fugas de líquidos. La fuga de líquido significa que su vehículo necesita mantenimiento. El aceite y los líquidos de la dirección hidráulica, de la transmisión y de los frenos son inflamables y pueden estallar en llamas cuando entran en contacto con un motor caliente o un componente de escape. Las pérdidas de líquido son la causa número uno de los incendios de vehículos. Si detecta alguna fuga, lleve el auto al mecánico para que la repare de inmediato.

Información cortesía de News USA

Dirija sus comentarios a [email protected].

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes