3 Revise el líquido de la transmisión cada mes, con el motor en marcha y mientras está caliente, asegúrese de que tiene puesto el freno de mano y la palanca de cambios en Parking.

Cambie a la primera marcha para conducir y luego a la marcha para estacionar. Saque la varilla, límpiela, métala de nuevo y sáquela otra vez. Si es necesario, añada el tipo de aceite que su auto necesite. ¡No ponga demasiado líquido!
4 Revise el aceite de motor después de llenar el tanque de gasolina. Si el nivel está bajo, añada el necesario. Cambie el filtro con cada cambio de aceite.
5 Revise el filtro del aire cada dos meses. Cámbielo si está sucio o cuando es recomendado por el fabricante.
6 Revise el nivel del líquido de los frenos cada mes. Si necesita líquido, añada el indicado llenando hasta donde el marcador lo indica. Busque escapes o goteras en el sistema. ¡No ponga demasiado líquido!
7 Tenga cuidado al revisar la batería, ya que puede generar gases explosivos. Lleve siempre gafas y guantes de protección. Haga revisar la batería con cada cambio de aceite. Los cables deben estar conectados de forma segura y sin corrosión.
8 Revise el nivel del líquido del volante cada mes. Si está bajo, añada el líquido especificado. Revise el sistema de bombeo y los conductos de hule en busca de posibles agujeros.

Alredor del auto

1 Cerciórese de que todas las luces del auto funcionen y estén limpias. Mantenga focos y fusibles extra en su auto.
2 Mantenga las llantas infladas a la presión recomendada. Vea que no tengan cortes, abombamientos y que no estén muy gastadas. Haga rotar las llantas según su manual.
3 Revise los amortiguadores. Compruebe su buen uso moviendo el auto hacie arriba y hacia abajo. Debe dejar de botar cuando usted se detenga. Siempre cambie los amortiguadores en parejas.
4 Vea si no hay agujeros en el tubo del escape y el mofle. Cambie las partes dañadas, picadas u oxidadas. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes