Inspeccione su auto

Además de mantener los vehículos seguros, las inspecciones pueden incrementar la eficiencia del combustible. Se recomienda lo siguiente:

Mantener las llantas infladas a la presión correcta. Además de obtener seguridad, puede mejorar la economía de combustible en más de un 3%.

Realice un mantenimiento de rutina del motor. Arreglar un motor que ha fallado las pruebas de emisión puede mejorar el millaje del combustible en un 4% en promedio.

Cambie la batería si es necesario. Las baterías débiles pueden conducir a desperfectos –posiblemente en el peor momento y lugar-.

Inspeccione los frenos. Una inspección de este sistema puede determinar si los frenos funcionan adecuadamente con capacidad completa de frenado.

Reemplace los limpiaparabrisas desgastados para evitar una visibilidad pobre.

Ajuste los faros. Los faros que enfocan adecuadamente son indispensables para una visibilidad óptima.

Revise los niveles de fluidos. Los niveles incorrectos pueden afectar negativamente el rendimiento, la durabilidad y seguridad del vehículo.

Haga inspeccionar bandas y mangueras. Una banda rota o manguera defectuosa pueden causar un daño costoso y retraso en los viajes.

Tenga su auto a punto

De acuerdo a diferentes encuestas, la mayoría de las causas de fallas mecánicas se deben a un pobre mantenimiento. Y una de las principales causas de averías en las carreteras es el sobrecalentamiento, una condición que es fácil de evitar. La mayoría de las cuestiones del mantenimiento de rutina se pueden remediar fácilmente con un poco de cuidado preventivo y el atacar el problema temprano puede ahorrarle tiempo, dinero y posiblemente una vida. EC

Información proporcionada por Featurettes

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes