Las cifras son del año 2016 y son de personas, en su mayoría niños, que recibieron tratamiento en salas de emergencia

En muchas ciudades de Estados Unidos las ventas de fuegos artificiales aumentan conforme se acerca el 4 de Julio. Si bien la mayoría de estos productos cumplen con las normas de seguridad requeridas, hay otros que se venden al público de forma clandestina y que deberían ser destinados a eventos manejados por profesionales.

Pero todos estos fuegos artificiales conllevan riesgos para la persona que los manipula. De acuerdo a la Comisión de Seguridad de Productos al Consumidor (CPSC, por sus siglas en inglés), los niños menores de 5 años tuvieron el segundo mayor índice de lesiones, después de los adultos jóvenes de entre 20 y 24 años. El 69 por ciento de esas lesiones fueron quemaduras y las partes del cuerpo que más fueron afectadas son las manos y los dedos, con un 33 por ciento.

Consejos para evitar lesiones con fuegos artificiales

Muchas de las lesiones fueron consecuencia del mal uso o el mal funcionamiento de los fuegos artificiales. Si usted o alguien que conoce va a comprar estos productos, siga los siguientes consejos de precaución:

• Nunca permita que los niños pequeños jueguen o enciendan fuegos artificiales.

• Evite comprar fuegos artificiales que estén empaquetados en papel marrón, porque muchas veces esa es una señal de que se hicieron para exhibiciones profesionales y podrían constituir un peligro para los consumidores.

• Siempre debe haber un adulto supervisando de cerca las actividades con fuegos artificiales. Los niños pequeños pueden sufrir lesiones con las estrellitas o luces de bengala. Estos productos arden a una temperatura de unos 2,000 grados Fahrenheit, lo suficiente para derretir ciertos metales.

• Nunca ponga una parte de su cuerpo directamente sobre un dispositivo de fuegos artificiales cuando encienda la mecha. Retroceda a una distancia segura inmediatamente después de encender fuegos artificiales.

• Nunca trate de encender nuevamente o levantar fuegos artificiales que no se prendieron del todo.

• Encienda los fuegos artificiales uno por uno y luego retroceda rápidamente.

• Asegúrese de que los fuegos artificiales son legales en su área antes de comprarlos o usarlos.

• Nunca apunte o lance fuegos artificiales a otra persona.

• Tenga un recipiente grande con agua o una manguera a mano para un caso de incendio u otro percance.

• Nunca lleve fuegos artificiales en un bolsillo, ni los dispare en envases de metal o de cristal.

• Después que los fuegos artificiales ardan por completo, rocíe el dispositivo usado con mucha agua de un balde o una manguera antes de desechar el dispositivo para evitar un fuego en la basura. EC

Para más información, visite www.cpsc.gov

Anuncios de interés en Los Ángeles