Razones, consecuencias y soluciones de dos problemas del corazón que a veces son difíciles de detectar

Un alto índice de personas de origen hispano en Estados Unidos tienen enfermedades crónicas de salud como diabetes, obesidad y presión arterial alta, los cuales pueden ser causantes de otros problemas, especialmente en asuntos del corazón.

De acuerdo con una nueva investigación publicada en el diario Circulation de la American Heart Association, los hispanos/latinos corren mayor riesgo de sufrir disfunción cardiaca, pero raramente están al tanto de tener problemas de bombeo en el corazón que pueden causar insuficiencia cardiaca.

Los investigadores descubrieron que alrededor de la mitad de los 1,818 adultos del estudio, hispanos/latinos de mediana y mayor edad, tenía disfunción cardiaca; sin embargo, menos de 1 de cada 20 participantes sabía que tenía un problema.

La disfunción cardiaca es especialmente seria porque se puede volver insuficiencia cardiaca, una enfermedad crónica en la cual se bombea menos sangre al corazón que la que el cuerpo necesita para mantenerse sano.

“La percepción ha sido que los hispanos/latinos son un grupo con bajo riesgo de sufrir disfunción cardiaca, pero eso no es verdad”, dijo Carlos J. Rodriguez, M.D., M.P.H., autor principal del estudio y profesor asociado de medicina y epidemiología en el Wake Forest Baptist Medical Center en Winston-Salem, Carolina del Norte.

El estudio incida que entre los participantes con las tasas más altas de factores de riesgo de disfunción cardiaca:

• La mitad era obesa.

• La mitad tenía presión arterial alta.

• Dos tercios tenía diabetes.

• Dos tercios reportó niveles bajos de actividad física.

• Una quinta parte fumaba.

Los investigadores indicaron que estos factores de riesgo, junto con los ataques cardiacos, son los mismos factores de riesgo para la progresión de disfunción cardiaca a insuficiencia cardiaca.

Dados los hallazgos del estudio, Rodriguez comentó, los profesionales de la salud deben llevar a cabo un “alto nivel de vigilancia” al monitorear la salud de sus pacientes hispanos/latinos y un “alto umbral para intensificar las terapias preventivas para evitar la posibilidad de una insuficiencia cardiaca más adelante”.

El médico agregó que entre más pronto sea la intervención, mejor, y que algunos estudios han sugerido que la disfunción cardiaca puede ser revertida al reducir los factores de riesgo.

“Debido a que los hispanos/latinos son la minoría étnica más grande en los Estados Unidos, con más de 51 millones de personas, pueden causar un gran impacto en la epidemia de insuficiencias cardiacas”, concluyó el especialista. EC 

Más artículos de interes