El delantero mexicano saldría del Real Madrid este verano en busca de un equipo que le permita jugar y que podría estar en Inglaterra

Ha sido el peor semestre de Javier “Chicharito” Hernández en Europa. Confinado a la banca del Real Madrid desde que llegó procedente del Manchester United, el mexicano ya debe de estar pensando en respirar otros aires, de vestir otra camiseta donde lo dejen hacer lo que más le gusta.

En lo que va de su permanencia en el viejo continente ha sido un relevo, nunca un titular indiscutible, pero con el paso del tiempo ni como suplente ha sumado los minutos que un oportuno goleador como es él se merece.

Su llegada a los merengues fue noticia, pero poco a poco su imagen se ha ido diluyendo casi por completo. No pesa. No lo necesitan. No lo llaman. Es seguro que el equipo blanco le dará salida en el verano. Será un alivio para las dos partes. Más para un jugador sediento de goles, de acción, de pisar la cancha.

A pesar de la larga inactividad, el “Chicharito” tiene crédito para seguir en Europa. Hay varios interesados en el mexicano. En Italia suenan Roma y Lazio. En este último habrá una plaza que dejará vacante el alemán Miroslav Klose. Pero el mejor destino para Hernández sería regresar a la Liga Premier. Ya conoce el sistema de juego. Ya conoce a los equipos participantes. Ya ha metido goles por racimos en sus canchas. Hay tres equipos que quieren al goleador tapatío. West Ham, Tottenham y Everton. Eso dicen los medios ingleses. El ideal en el papel podría ser el equipo de los “Spurs”, donde los atacantes Emanuel Adebayor y Roberto Soldado tienen un futuro incierto y donde el “Chicharito” encajaría perfecto jugando junto al ariete Harry Kane.

En el equipo que sea, pero lo cierto es que Hernández necesita ponerse a punto para la participación de la selección de México en la Copa Oro y en la Copa América. No sea que allí también le ganen el puesto un recuperado Carlos Vela y el siempre rendidor Oribe Peralta.

No está acabado. El “Chicharito” tiene cuerda para rato. Lo único que requiere es que alguien confíe en su capacidad, en su rendimiento y en sus goles. Y si no es en un equipo grande, ni hablar. Lo importante es jugar. EC 

Compartir

Más artículos de interes