La Selección Mexicana se mide contra Nueva Zelanda y Panamá sin el equipo base

Desdén. Solo por cumplir. Partidos moleros. A pesar de ser fecha FIFA la Selección de México decidió no aprovechar dos partidos de preparación y los convirtió en dos de observación. Ni Nueva Zelanda ni Panamá parecen valer la pena para calentar motores de cara al hexagonal final que se juega en poco más de un mes.

Osorio arriesga mucho en estos dos compromisos contra los kiwis, el 8 de octubre en Nashville, y ante los canaleros, el 11 en Chicago; aunque tendrá la excusa perfecta si pasa algo raro: estos no son los titulares. Pueden ser partidos moleros, pero los resultados podrían ser devastadores.

¿Qué busca el técnico con tantos cambios? Dijo que sirven para generar competencia y para hallar posibles recambios en puestos estratégicos, ¿pero cuántos de estos de verdad volverán a ser llamados? Realmente no se ve por dónde jugadores como Jordan Silva, Oswaldo Alanís, “El Macue” Robles o Hedgardo Marín puedan regresar al combinado azteca próximamente.

Pocos parecen entender la lista de convocados para estos compromisos, sobre todo teniendo en cuenta la cercanía del hexagonal mundialista. ¿No era mejor aceitar la maquinaria de cara a la doble jornada contra Estados Unidos y Honduras? Dicen que la práctica hace al maestro, y como que la situación de Osorio no está para experimentos.

Pero del otro lado está la ilusión de los nuevos llamados, de elementos como Orbelín Pineda, Alan Pulido, Adrián Aldrete, Elías Hernández y Rodolfo Cota. De por fin tener una oportunidad para levantar la mano por si se les llega a necesitar. También están los viejos conocidos que regresan a la querencia, como los hermanos Dos Santos y Marco Fabián, que saben que si no aprovechan ahora, será difícil que hagan el viaje a Rusia aunque sea como reservas.

¿No será que de verdad Osorio estará pensando en sacrificar a algunas de las vacas sagradas de la Selección? ¿O será que se siente tan seguro de sus muchachos que no los quiso molestar para dos partidos, en el papel, intrascendentes? Esas son las dos lecturas de esta gira de México por EE.UU. ¿Usted con cuál se queda? EC

Más artículos de interes