Este 12 de febrero los Diablos Rojos del Toluca cumplen cien años de existencia y quieren celebrarlo con un título

La altura del Estado de México. La Perra Brava apoyando con gritos y sin camisa. El olor de los tacos de chorizo rojo y verde en las afueras de un Nemesio Diez vibrante para el partido del domingo. Esta es la casa de los Diablos Rojos, una casa vieja que acaba de ser remodelada para complacer a jugadores y afición; un justo premio para celebrar en grande los cien años del cuadro escarlata.

El equipo nació el 12 de febrero de 1917. Ha sido un camino largo y a veces tortuoso, pero ha valido la pena porque en este se ha forjado uno de los clubes más ganadores del fútbol mexicano, solo por detrás de Chivas y América en cuanto a campeonatos de liga, con 10.

Vienen a la mente los nombres de aquellos que han dejado su huella en los libros de la historia choricera, desde el inolvidable Vicente Pereda hasta José Saturnino Cardozo, dos nacidos con el arco en la mira y que son referencia cuando se habla de los rojos.

El recuerdo da para más. Cómo no recordar al peruano Claudio Lostaunau y al mexicano José Vantolrá en la década de los 60; al uruguayo Walter Gassire y al ecuatoriano Ítalo Estupiñán, en los 70; y la fabulosa década del 2000 cuando el equipo dejó atrás una etapa estéril y gris para convertirse en una máquina de ganar títulos con gente como Hernán Cristante, Paulo da Silva, Fabián Estay, Sinha, Vicente Sánchez y Carlos María Morales. Entre los nacidos en México estaban José Cruzalta, Enrique Alfaro, Jorge Collazo, Omar Blanco, Erik Espinoza, Rafael García, David Rangel, José Manuel Abundis y Víctor Ruiz. Aquí se destaparon para alcanzar a los cuatro grandes.

Rubens Sambueza llegó al Toluca esta temporada.

Hoy hablar del Toluca es hablar de grandeza, de respeto y de tradición al mismo tiempo. El plantel acaba de arrancar con buen pie el campeonato de liga con Cristante al mando y pisándole los talones al líder de la tabla. Con Da Silva como capitán del barco, la plantilla es sólida y comprometida, y a la causa sumaron como refuerzo a un Rubens Sambueza que se iba apagando en el América pero que sin duda todavía tiene pila y talento para ayudar a los Diablos.

Este es su año de centenario y quieren festejar con un título; mientras tanto, ya preparan un partido amistoso internacional con alguno de estos candidatos: AC Milán, Manchester United, Atlético de Madrid o Real Madrid. No quieren que les pase lo que al América en su fiesta de cien años, que todavía le siguen debiendo a su afición, a su historia y a su abolengo.

Toluca está de fiesta. No siempre se cumplen cien años y eso hay que celebrarlo en grande. Serán pocos pero son fieles… y ruidosos… y orgullosos de irle a un equipo con sello propio, con estirpe y, sobre todo, con campeonatos. EC 

Compartir

Más artículos de interes