Hay varios equipos de la Liga MX que están al borde de la tumba y otros que ya tienen la tierra encima

Unos ya huelen a muerto, otros están en cuidados intensivos con los zopilotes volando sobre sus cabezas listos para terminar la obra. Se acerca el Día de Muertos en México y se vale satirizar un poco para hablar de la situación de algunos equipos en el fútbol mexicano.

El primero que se fue el panteón fue el equipo del Cruz Azul. Nada le salió bajo el timón de Tomás Boy. Ni uno ni otro se salvaron de otra temporada de fracasos. Muchos vaticinaban el final de una relación tormentosa, porque si pensaban que el “Jefe” Boy iba a cambiar sus formas, volvieron a equivocarse. Pero no todo fue cosa del técnico, los que están en la cancha también parecen muertos, no terminaron por echar a andar una máquina que tiene carbón de sobra en sus calderas pero nadie que atizara el fuego.

El que se puede decir que ha tenido una experiencia con el más allá, pero que una luz al final del túnel lo devolvió al mundo de los vivos fue el América. La derrota contra las Chivas en la semifinal del torneo de Copa le clavó al equipo una estaca en el corazón. A los millonetas les ha llovido en su año de centenario, pero al menos mantienen viva la esperanza de ganar la Liga… si es que no se topan con el Rebaño en la liguilla.

Jaguares es un muerto en vida. El equipo no funciona, los jugadores no cobran su sueldo a tiempo, es como un apestado al que todos repelen y mantienen a distancia. Chiapas está en el sótano de la tabla general con apenas 1 partido ganado, 3 empatados y 10 perdidos. Lo peor es que no se ve cómo puedan revivir.

Otro que parece zombie es el cuadro de Monarcas. Los malos resultados en las últimas temporadas lo tienen en el fondo de la tabla de cocientes. Hace dos fechas la directiva del Morelia no aguantó más y echó al “Ojitos” Meza. La situación es desesperada en un plantel con tradición pero que parece estar condenado no solo a descender, sino a desaparecer completamente. EC

Más artículos de interes