Redacción EC | 9 de julio de 2012

Es un hecho que muchas personas residentes en Estados Unidos aprovechan las vacaciones de verano para visitar el otro lado de la frontera, específicamente las playas de Baja California.
México ha incrementado el 5.3 por ciento en los primeros cuatro meses de este año en comparación al mismo periodo en 2011, y la mitad eran visitantes de los Estados Unidos, según el sistema estadístico Datatur.

Conociendo las preferencias y costumbres de la población hispana, las vacaciones giran en torno al núcleo familiar. Hay estudios que indican que los hispanos son más propensos a viajar con varias generaciones de la familia, lo cual significa que es importante ofrecer actividades diversas para todos los miembros de la familia.

Con temperaturas que promedian los 70 grados Farenheit hasta el mes de octubre, Baja es el lugar ideal que ofrece dicho nivel de diversidad. Vea algunos ejemplos:

Baja dedicado a la Familia. Hoteles como el “Rosarito Beach Hotel” ofrecen ahorros para la familia con paquetes de vacaciones veraniegos, que proporcionan actividades gratuitas para niños a través del verano. Los turistas pueden disfrutar del surf, cenas con langosta (estilo Puerto Nuevo) en la playa, montar a caballo o visitar el géiser marino y el mercado al aire libre en Ensenada. El área conocida como La Bufadora también ofrece actividades variadas para toda la familia.

Eventos durante el verano. Una amplia variedad de eventos celebran la cultura, la música y la comida de Baja a través del verano, incluyendo el Festival de Mexicali en la Playa en Rosarito (del 19 al 22 de Julio), el “Festival de Cosecha de Uva Tecate” (28 de Julio), el “Fesitval de Pesca y Mariscos” en Tijuana (el 28 al 29 de Julio) y el Festival de la Comida en Tijuana (18 de Agosto).

Vendimia Internacional. Se ha dicho que el Valle de Guadalupe es “la nueva Toscana” y ha sido ampliamente reconocido estos años pasados. Baja celebra la cosecha anual de vino con una gran fiesta las primeras dos semanas de agosto a través de los cinco valles que producen vino, entre ellos Ensenada. Hay pequeños hoteles pintorescos que ofrecen alojamiento y desayuno diseminados a lo largo de los valles. A los visitantes interesados, se les aconseja hacer reservaciones por adelantado, ya que los hoteles de Ensenada se llenan rápidamente. EC

Para más información visite www.descubrebajacalifornia.com

Compartir

Más artículos de interes