Dada la actual crisis económica, no es el momento adecuado para acometer un costoso proyecto de remodelación del hogar. Sin embargo, no hay que gastar demasiado para darle a la vivienda un toque acogedor con pintura. Pintar es el principal proyecto de mejoras del hogar por una razón. En realidad, por dos razones: pintar es fácil y económico, y además es el proyecto ideal para aquellos consumidores que no quieran sobrepasarse en sus presupuestos o que tengan intención de vender la casa.

Más aún, incluso los proyectos pequeños de pintura pueden mejorar la apariencia de su casa. A continuación, algunas maneras rápidas de aprovechar al máximo un poco de pintura, según Debbie Zimmer, portavoz del Instituto de Calidad de la Pintura (Paint Quality Institute): Pinte la pared interior que desee enfatizar. ¿No dispone de tiempo ni de energía para pintar una habitación completa? Dele al espacio una nueva y vibrante apariencia pintando sólo una pared de color diferente.  

Esta pared, conocida como “pared de énfasis”, le proporciona interés visual a la habitación al incorporar otro tono al esquema de color. Pinte solamente el área encima (o debajo) del rodapiés. Según Zimmer, si su casa cuenta con rodapiés, no tiene por que pintar la pared entera. “Puede optar por volver a pintar sólo la zona de la pared que queda encina del rodapiés, o la que queda debajo. Es un proyecto que puede cambiar enormemente la apariencia de una habitación”, asegura Zimmer.

Pinte las ventanas interiores y los ribetes. ¿Le gusta el color de la pared, pero quiere lograr una nueva apariencia? Embellezca la habitación pintando las ventanas, molduras y ribetes. Le sorprenderá ver la diferencia de la habitación al cambiar la intensidad del color en esas zonas. Pinte un componente independiente de la habitación. Aproveche cualquier elemento especial de la habitación pintándolo de un color diferente. Podría ser la zona que rodea a la chimenea, un arco, el fondo de estantes o gabinetes empotrados, o algo semejante. Use un color con “empuje” para atraer la atención inmediata sobre ese componente independiente. Pinte la puerta principal. Varios estudios revelan que la primera impresión que se lleva un visitante es la condición en que se encuentra la entrada principal, según Zimmer. Una puerta recién pintada garantiza que esa primera impresión sea favorable. Pinte sólo algunos detalles arquitectónicos exteriores. Incluso si no tiene que pintar el exterior de la casa por razones de mantenimiento, considere cambiar la apariencia de su vivienda pintando algunos detalles arquitectónicos. Las persianas son buenas candidatas.

“Pero si tiene la gran suerte de tener una casa con calado ornamental, atraiga la atención hacia los ribetes pintándolos de un color fuerte o brillante que contraste con las paredes”, recomienda Zimmer. Independientemente de que vaya a acometer alguno de esos proyectos rápidos y fáciles por su cuenta, o se decida por un proyecto de pintura más ambicioso, Zimmer recomienda que se use una pintura de látex con 100 por ciento de acrílico de alta calidad. Esta pintura tiene una capacidad superior de “ocultamiento” o encubrimiento cuando se aplica sobre colores oscuros.

Además, son resistentes a manchas y humedad, y muchas hacen la función de aparejo y pintura. Y lo mejor de todo: ofrecen una durabilidad tremenda, así que ¡durará muchos años! Para tener acceso a más ideas de proyectos de pintura económicos para hacer por su cuenta, visite el sitio Web www.paintquality.com.

Más artículos de interes