Redacción EC | 14 de mayo de 2012

La planificación de la herencia no es solamente un asunto de ricos. Todos se pueden beneficiar poniendo en orden este documento legal.

Tras el fallecimiento, un plan de herencia protege legalmente sus bienes y distribuye la propiedad según sus deseos y las necesidades de sus familiares y/o herederos con un mínimo de impuesto.

Si usted no cuenta con un testamento al morir, su herencia será manejada de acuerdo con las leyes del estado donde usted reside y su propiedad podría ser distribuida de un modo diferente al que usted desearía.

En algunos estados hay una ley de propiedad común que da derecho al cónyuge sobreviviente a quedarse con la mitad de sus bienes después de su fallecimiento sin importar el porcentaje que usted le haya legado.

Se le recomienda elegir un albacea responsable de administrar su herencia cuando usted fallece. Los deberes de esta persona incluyen: llevar el inventario de propiedades y pertenencias; tasar y distribuir los bienes; pagar impuestos y liquidar las deudas pertenecientes al difunto.

Lo más importante es que el albacea está legalmente obligado a actuar en interés del difunto, siguiendo los deseos estipulados en el testamento. También podría ser útil consultar a un abogado que ayude en el proceso de legalización del testamento o brinde orientación jurídica.

Cualquier persona de 18 años o más de edad, que no haya sido declarada culpable de un delito mayor, puede ser nombrada albacea de un testamento. Por razones de experiencia, algunas personas eligen un abogado, contador o consultor financiero. Otros eligen un cónyuge, un hijo adulto, un familiar o un amigo.

Cinco consejos para redactar un testamento

1. En la mayoría de los estados, hay que tener 18 años de edad o más.

2. Para que un testamento sea válido, el testador debe gozar de sano juicio y plena facultad mental.

3. El testamento debe declarar con claridad que es su voluntad.

4. Debe establecer un albacea que haga cumplir su testamento y se asegure de que su herencia sea distribuida de acuerdo con sus deseos.

5. No es necesario legalizar su testamento, pero hacerlo podría protegerlo contra demandas sobre su validez. Para que sea válido, usted debe firmar el testamento en presencia de al menos dos testigos. EC

Información cortesía de GobiernoUSA.gov

SHARE

Más artículos de interes