• Solicitar dinero por adelantado. Las agencias no pueden cobrarte sino hasta después de cumplir con los servicios prometidos.
• Decir mentiras o recomendar que lo hagas.  Aunque esto suena obvio, muchas recomiendan negar todas las deudas que salen en el historial de crédito incluso las que realmente debes. Esto no está permitido.  Hacer esto tampoco te ayuda; quizás puedes lograr que hagan desaparecer unas deudas de tu historial por un mes o dos, pero tarde o temprano (casi siempre temprano) aparecerán de vuelta.
• Cobrar una penalidad si cambias de idea. Por ley, tienes 3 días hábiles después de firmar el contrato con la agencia para cancelarlo sin costo alguno. Todo contrato tiene que venir acompañado por un formulario de cancelación que dice claramente que no pierdes nada si no quieres trabajar con la agencia.

Responsabilidad de las agencias

La ley también requiere que la agencia provea ciertas cosas, incluso:

• Proveer por escrito un resumen de tus derechos.  El resumen es estándar a nivel nacional y bien claro. Debes leerlo y asegurarte de que lo entiendes.
• Proveer un contrato por escrito. El contrato tiene que incluir el monto total que te van a cobrar; una explicación detallada de los servicios que te van a proveer; un estimado del tiempo que tomará llevar a cabo los servicios; y la dirección y nombre de la agencia.
Lo cierto es que todo lo que ofrecen estas agencias lo puedes hacer por tu cuenta y sin pagar. Pero si uno no tiene la disciplina para hacerlo o prefiere tener una ayuda profesional, entonces debes contratar a una agencia. El desafío es asegurarte de que estás trabajando con un verdadero profesional que vela por tus intereses y no a un estafador que sólo piensa en cómo gastar el dinero que le pagas.?No olvides que tener buen crédito consiste de dos reglas fundamentales:

1. Pagar tus cuotas a tiempo y sin falta;
2. Revisar tu historial de crédito a menudo para asegurarte de que no contenga errores. EC

Vocabulario financiero
Credit Repair Organizations Act: Ley que recalca los derechos de los consumidores  y que regula la conducta de las agencias de arreglo de crédito.

Compartir

Más artículos de interes