Más vale prevenir que lamentar

La NFCC sugiere que siga estos consejos:

1. Revise su cobertura de seguro. Hable con su agente para que le explique nuevamente la cobertura y el deducible de su seguro. Determine si necesita cobertura adicional en caso de incendio, terremoto o cualquier otro tipo de desastre.

2. Si es dueño de vivienda. Considere adquirir una póliza de seguro de reemplazo completo o reembolso del costo de la cobertura. Si renta, compre el seguro de inquilino para cubrir daños, destrucción o robo de sus objetos personales.

3. Prepare su vehículo. Trate de llenar el tanque de su vehículo –si es posible- si recibe aviso de la llegada de un desastre, esto para evitar las largas líneas en las gasolinerías durante el evento, o por si ésta llegara a quedarse sin combustible.

4. Tenga dinero en efectivo a la mano. Si ocurriera un desastre y tiene que salir de su casa de manera súbita, los cajeros automáticos podrían dejar de funcionar, por lo que es preferible tener disponible dinero en efectivo.

5. Rente un espacio en un depósito de seguridad. Almacene originales y copias de documentos importantes en una ubicación fuera de su vivienda. Esto incluye contactos de emergencia, recetas médicas, pólizas de seguro, discos de computadora con datos importantes, actas de nacimiento, información de tarjetas de crédito, etc. Guarde en también en este sitio un archivo completo del inventario de sus pertenencias. Las fotos y videos de sus objetos personales hacen más fácil su reclamo si se llegan a perder luego de un desastre. Guarde la llave en un sitio seguro y de fácil acceso.

Después de ocurrido el desastre
Reconstruya su identidad. Notifique a los tres burós de crédito y a la Comisión Federal de Comercio si usted ha sido afectado por un desastre natural. Al poner una alerta de fraude en sus cuentas, los acreedores deben contactarlo antes de hacer cualquier cambio en sus cuentas existentes. Esto también lo ayuda a no ser víctima de robo de identidad. Si se interrumpiera el correo, podrían pasar meses antes de que se diera cuenta de los cargos que se están haciendo a sus cuentas.

Pida ayuda. Si fue afectado físicamente durante un desastre, notifique al departamento de empleo estatal y pregunte si tiene algún tipo de ayuda para casos como el suyo. Al registrarse con la Admnistración del Seguro Social, las víctimas pueden recibir ayuda durante el proceso de recuperación. Llame al IRS, aquellos afectados podrían deducir algunas pérdidas en su declaración de ese año.

Para más información llame en español al 1-800-682-9832 ó visite: www.DebtAdvice.org o www.nfcc.org

Más artículos de interes