Uno de los principales motivos por el que las personas se declaran en bancarrota es para recibir un perdón de sus deudas, o más claro, para deshacerse de algunas o todas sus deudas existentes. A la condonación de estas deudas se le llama “descargo”, que no es otra cosa que una orden judicial que dice que usted no tiene que pagar la mayoría de ellas. Cabe señalar que algunas deudas no pueden descargarse, por ejemplo:

• La mayoría de los impuestos
• Manutención de niños
• Pensión alimenticia
• La mayoría de los préstamos estudiantiles
• Multas judiciales y restituciones penales
• Lesiones personales causadas al conducir en estado de ebriedad o al estar bajo la influencia de drogas.

Otros puntos importantes
El descargo corresponde exclusivamente a las deudas contraídas antes de la fecha en que usted declare la bancarrota. Además, si el Juez determina que recibió dinero o bienes por medio del fraude, usted no podrá descargar esa deuda.
Es importante que usted enumere todos sus bienes y sus deudas en sus planillas de bancarrota. Por ejemplo, si usted no anota alguna deuda en particular, es posible que dicha deuda no sea descargada.

El Juez también puede negarle el descargo en bancarrota si usted hace algo deshonesto con relación a su caso de bancarrota, tal como destruir u ocultar bienes, falsificar expedientes o mentir, o si desobedece alguna orden judicial.
Usted podrá recibir el descargo de conformidad con el Capítulo 7 sólo una vez cada ocho años. Es posible que haya otras reglas que resulten pertinentes si usted ya ha recibido el descargo en un caso de Capítulo 13.

Nadie le puede obligar a pagar una deuda que ha sido descargada, pero usted puede pagar voluntariamente toda deuda que desee pagar. Para hacerlo, no tiene que firmar un convenio de reafirmación ni ningún otro tipo de documento. Al respecto un especialista en bancarrota puede darle la mejor asistencia.

Algunos acreedores cuentan con un reclamo garantizado (por ejemplo, el banco que tiene la hipoteca de su casa o la compañía que tiene un derecho prendario sobre su auto). Usted no tiene que pagar una deuda garantizada si la deuda se descarga, pero el acreedor aún puede quitarle el bien.

Información del Departamento de Justicia de los Estados Unidos

Esta columna no pretende sustituir los consejos y ayuda legal que sólo un experto en la materia puede brindar

Dirija sus comentarios a [email protected].

Compartir

Más artículos de interes