Los números no mienten. De acuerdo al Banco de la Reserva Federal de Nueva York, un mejor presupuesto le permitió a miles de estadounidenses pagar casi 1 billón de dólares por concepto de deuda en los últimos dos años, lo que hace muy importante tener una planificación financiera justo cuando empieza un nuevo año.

Si se aplican métodos sencillos para controlar sus finanzas, los consumidores pueden cumplir con este propósito durante todo el año. Lea los siguientes consejos para conseguirlo:

1. Desarrolle un plan realista. Averigüe lo que quiere y lo que necesita, y asegúrese de que incluir ambos factores en su presupuesto. Pero no se olvide de ser realista y apartar algo para las actividades recreativas.

2. Establezca una cuenta de ahorros. Considere abrir una cuenta de ahorros de alto rendimiento con la que pueda contar en el futuro en caso de emergencia. Así, no tendrá que sufrir por gastos inesperados.

3. Haga uso de la tecnología. Hoy en día, los consumidores tienen acceso a una amplia gama de programas de bajo costo y servicios en línea que puede ser utilizado para desarrollar presupuestos. Desde los programas y servicios en línea de Quicken a hojas de cálculo en Excel de Microsoft, y los programas numéricos de Apple números, hay mucho de donde echar mano.

4. Pague en efectivo. La gente tiende a gastar menos cuando paga con dinero en efectivo, aunque hay ocasiones en las que tiene sentido usar su tarjeta de débito. Asegúrese de que su banco ofrezca recompensas por el uso de tarjetas de débito y el uso gratis del ATM. Estas opciones le puede ahorrar dinero.

5. Aproveche la banca móvil y en línea. Las aplicaciones de banca móvil para teléfonos inteligentes y computadoras portátiles permiten a los consumidores realizar un seguimiento de sus gastos y los presupuestos sobre una base diaria. Lo mismo puede decirse de la banca en línea. Estas opciones le dan acceso instantáneo a su dinero y un mejor control sobre sus finanzas.

No se necesita un título en finanzas para elaborar un presupuesto básico, lo importante es ajustarse a éste desde el inicio para no acumular deuda y respirar aliviado a fin de año.

Compartir

Más artículos de interes