Tal realidad puede hacer aún más difícil la tarea de salir de una deuda o de comprar la primera casa. Para quienes estén listos y deseen ahorrar más, pero confrontan problemas para ello, los consejos siguientes pueden ayudarlos a marchar por el camino correcto.

 Decida lo que es necesario y lo que se quiere. Para muchos, la distinción entre lo que es necesario y lo que quieren es el mayor obstáculo a la hora de ahorrar. Definitivamente, hay ciertas cosas muy necesarias. La comida, el techo y la ropa encabezan esa lista. En cuanto a las personas que viven en las afueras de grandes ciudades, o en urbes donde las distancias son más extensas, con frecuencia la posesión de un automóvil es también algo necesario. Sin embargo, el tipo de ropa que compramos, y hasta el modelo de nuestro vehículo pueden constituir formas excelentes de ahorrar dinero. Es muy posible que nadie necesite adquirir una nueva colección de ropa cada temporada. Si a esto le sumamos la compra de un automóvil que gaste menos combustible, y sus mensualidades de pago sean menores, ahorraremos una cantidad sustancial. Aunque usted desee un costoso sedán de lujo, hay muchas probabilidades de que no lo necesite.

 Abra una cuenta con intereses. Gracias a la inflación, su dinero tiene menos valor cada día que pasa, si no gana interés. Abra una cuenta bancaria con intereses. Aunque no le parezca mucho, mientras más ahorre más interés ganará la misma, y más dinero tendrá a disposición.

• Pague sus deudas. Si bien hay algunas cuentas como la hipoteca mensual o el pago de su coche que no puede saldar de inmediato, una buena forma de ahorro es pagar aquellas deudas que sí puede eliminar. Por ejemplo, las tarjetas de crédito gravan tasas de interés extraordinariamente altas, particularmente para los jóvenes. Pero ese no es el caso con respecto a otras deudas que pudiera tener, como las de préstamos para compra de autos, las cuales, con frecuencia, tienen tasas de interés más bajas que las tarjetas de crédito. Salde cualquier deuda de tarjetas de crédito cuanto antes, pues sus altas tasas de interés sólo contribuyen a amplificar la montaña de deudas. Además, evite que se acumulen más deudas en las mismas tarjetas de crédito que con tanto trabajo ha pagado completamente.

Proporcionado por Contexto Latino

Compartir

Más artículos de interes