Un programa para adictos a las drogas ha dado excelentes resultados en Gloucester, Massachusetts, por lo que una organización quiere llevarlo a todo el país

Gloucester es un importante puerto pesquero en el estado de Massachusetts que, aunque no pareciera, tiene sus propios problemas, entre ellos uno que estaba causando un gran daño a las familias, muchas de ellas hispanas, y a las autoridades: la adicción a las drogas.

Cuando surgía un problema mayúsculo en el que estuviera involucrado un drogaditco, la policía local terminaba arrestándolo, pero no se estaba atacando el problema de raíz. El jefe de la policía, Leonard Campanello, creó entonces un programa llamado PAARI, mediante el cual no se criminaliza a los adictos a drogas, como la heroína, sino que se les rehabilita. Pero los objetivos de este programa van más allá, ya que también alienta a otros departamentos de policía a buscar ayuda para la rehabilitación de los adictos; promueve la distribución de medicamentos para contrarrestar los efectos de los opioides, así como para prevenir y tratar las sobredosis; y provee recursos a aquellas instituciones o comunidades que quieran combatir esta epidemia del abuso de drogas.

Los resultados han sido excelentes, aunado esto a que la comunicación y la confianza entre la comunidad y la policía se ha visto muy fortalecida. Por todo lo anterior, la organización The Addict’s Mom (TAM) ha entrado a escena para llevar esta iniciativa a todo Estados Unidos bajo el nombre de TAM Gloucester Project.

Una de las metas del proyecto es que TAM estará enviando cartas a todos los departamentos de policía y a cada alcalde de las distintas ciudades, acerca del programa PAARI con el fin de que lo implementen en sus respectivas comunidades. “Al alentar la participación de las comunidades en la rehabilitación de los adictos, el proyecto tendrá un impacto positivo y duradero en la lucha contra la adicción a las drogas que tanto está afectando a nuestras familias”, dijo Barbara Theodosiou, fundadora de TAM.

La alianza entre estas dos organizaciones es un excelente vehículo para llevar un programa que funciona allá adonde se necesite, y como el problema de la adicción a las drogas está creciendo a pasos agigantados, especialmente entre los latinos en Estados Unidos, es sumamente importante contar con programas como éste. EC

Para más información visite www.addictsmom.com o www.paariusa.org

Más artículos de interes