Son los primeros fallecidos en un incendio que pese a llevar casi una semana activo todavía no está controlado sino en un 5 por ciento. De momento, las llamas han consumido 21 casas y han obligado a evacuar otras 2,200, con miles de personas buscando refugio en hogares de familiares o amigos, además de en los centros habilitados por las autoridades.

Pese a las miles de personas amenazadas por el incendio, los bomberos no ocultan que su principal preocupación se concentra ahora en Mount Wilson, una montaña de 1,740 metros de altura coronada por uno de los centros de comunicación más importantes del sur de California.

Según el Departamento de Bomberos, que tiene destinados 2,500 hombres a lo largo de más de 100 kilómetros desde La Cañada hasta Altadena, ya no duda de que el incendio alcanzará la cima, lo que amenaza con destruir las antenas de la mayoría de las estaciones de radio y televisión locales de Los Angeles.

Muchas de ellas, que están realizando coberturas especiales de horas sobre el incendio, ya han avisado a oyentes y telespectadores que es posible que no puedan seguir emitiendo si el fuego destruye sus antenas. Internet puede ser la alternativa, aunque el valor en dólares de las pérdidas promete ser cuantioso si también cae en el incendio el observatorio solar de Mount Wilson, hogar de millonarios proyectos astronómicos de las principales universidades de California.

Mientras, vecinos de las localidades en la falda de la montaña han comenzado a hacer las maletas con los documentos y enseres personales imprescindibles. Los niños se llevan las medallas y los padres las fotos de boda, los pasaportes y el dinero. Para muchos, su casa ya no estará allí cuando vuelvan.

Qué hacer en caso de incendio
Haga lo que se describe a continuación para proteger a su familia, su vivienda y sus bienes:
• Reúna a los miembros de la familia para decidir qué harán y adónde irán si los incendios forestales amenazan la zona.
• Comuníquese con el departamento de bomberos, departamento de salud u oficina de asuntos forestales de su localidad para informarse sobre las leyes relacionadas con los incendios.
• Asegúrese de que los vehículos de rescate puedan llegar a su casa.
• Eduque a sus hijos sobre los incendios forestales. Nunca deje fósforos al alcance de los niños.
• Establezca varias rutas de escape para su hogar, para salir de la zona en automóvil y a pie.
• Converse con sus vecinos. Planifique para ayudarse mutuamente después de un incendio.

Para más información visite www.cruzrojaamericana.org

¿Comentarios? Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527.

SHARE

Más artículos de interes