Los vendedores de estos mercados han sido blanco de los esfuerzos policiales para poner fin a la venta de productos pirata

Sus orígenes son inciertos, algunas publicaciones aseguran que su inicio data del año de 1873 en Texas, otros que en 1956 en Connecticut, lo cierto es que los swap meets o “mercados de pulgas” se han hecho una tradición en todo el Valle Central, donde podemos encontrar más de 25 de estos peculiares y únicos lugares que gozan de gran popularidad y aceptación entre la comunidad hispana.

“El mall de los hispanos”, como algunos medios lo han llamado, es un tipo de bazar cerrado o a la intemperie que renta espacios a personas que quieren vender o intercambiar mercancía que va desde bienes usados, objetos de baja o gran calidad y en malas o buenas condiciones, en la mayoría de los casos a precios accesibles.

Algunos de estos lugares, usualmente en fines de semana, tienen una afluencia de más de 12 mil personas durante sus horas de operación, lo que deja buenas ganancias económicas a los comerciantes y, sobre todo, al dueño del lugar.

En más de una ocasión los vendedores de estos mercados han sido blanco de los esfuerzos de aplicación de la ley para poner fin a la venta de películas pirata y música, ropa de marca de imitación, accesorios y fragancias.

Aunque no fue en el Valle Central, se tiene documentado que en el 2007 un joven de tan sólo 21 años de edad generaba ventas de más de 15 mil dólares en fines de semana tan sólo vendiendo copias de películas y discos de música, así lo hizo por más de 6 meses hasta que fue descubierto y puesto en prisión. La comercialización de productos apócrifos es una práctica que deja pérdidas millonarias al comercio formal.

Por otra parte, Carlos Márquez, reconocido motivador, consejero económico y familiar en Estados Unidos, afirma que las camisetas, cachuchas, joyería fina de fantasía, bolsas, carteras y juguetes, son los artículos que más y mejor se venden en los swap meets. Estos productos son fáciles y económicos de conseguir tanto para los vendedores que los ofertan como para los consumidores que los adquieren. EC

SHARE

Más artículos de interes