Abrir las ventanas del hogar para dejar entrar el aire fresco y aliviar un poco las altas temperaturas del verano puede parecer algo inofensivo, pero puede convertirse en una trampa peligrosa que ha causado serios accidentes cuando se trata de niños pequeños.

Recientemente, se ha incrementado el número de niños que han caído por ventanas sin protección, y los datos de la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) señalan que, en promedio, cada año mueren alrededor de ocho niños de cinco años (o menores), y se calcula que 3,300 niños de cinco años (y de menos edad) son atendidos cada año en las salas de emergencia de hospitales en los Estados Unidos. El 34% de esos niños requiere hospitalización luego de haber caído por una ventana.

Estos accidentes, a veces fatales, ocurren frecuentemente cuando los niños atraviesan las mallas metálicas de las ventanas o se suben a los muebles que se encuentran cerca de una ventana abierta.

“Este tipo de caídas aumenta dramáticamente durante los meses de primavera y verano, pero pueden evitarse”, dijo Chrissy Cianflone, Directora de Programas para Safe Kids USA. “Es necesaria la supervisión activa de los padres o cuidadores, y un elemento llamado rejas de seguridad. Las mallas metálicas existen para que no entren los insectos, pero no para que no salgan los niños. Las rejas de seguridad son fáciles de instalar y tienen un mecanismo de apertura para emergencias”.

“El inofensivo acto de abrir una ventana para disfrutar del clima puede ocasionar una tragedia, si los padres y los que cuidan a los niños pequeños no toman las medidas necesarias de seguridad”, dijo Mindy A. Bockstein, Presidenta y Directora Ejecutiva de la Junta de Protección al Consumidor del Estado de Nueva York. “No nos quedemos con la falsa sensación de seguridad que dan las mallas metálicas. Lo mejor es instalar rejas de seguridad adecuadas y tomar otras pasos para estar más seguros”.

Siga estas sugerencias
Para ayudar a evitar lesiones y tragedias, la CPSC recomienda lo siguiente:

1. Proteja a sus niños instalando rejas de seguridad u otros dispositivos para evitar que las ventanas se puedan abrir más de cuatro pulgadas.
2. Para ventanas ubicadas en lugares altos, instale rejas de seguridad que los adultos y los niños más grandes puedan abrir con facilidad en caso de incendio.
3. Evite depender únicamente de las mallas metálicas (mosquiteros) como una medida de protección segura.
4. Siempre que sea posible, abra la ventana desde la parte superior, no desde la inferior.
5. Mantenga los muebles alejados de las ventanas para que los niños no tengan acceso a ellas.
6. Algunas jurisdicciones exigen a los dueños de edificios la instalación de rejas de seguridad. Averigüe sobre las regulaciones en su zona.

Información cortesía de PR Newswire

SHARE

Más artículos de interes