necesita un asiento booster

Al viajar en automóvil con la familia, la mayoría de los niños desde 4 y en ocasiones hasta los 10 años de edad necesitan ir sentados en un asiento especial de seguridad o booster seat. Si usted no está seguro de que su hijo lo tenga que usar, lleve a cabo esta simple prueba la próxima vez que viaje en auto. Tal vez de esta manera se dé cuenta de que su hijo aún no está listo para usar sólo el cinturón de seguridad.

La prueba de los 5 pasos

1. ¿El niño se sienta completamente contra el respaldo del asiento del auto?

2. ¿Se doblan cómodamente la rodillas del niño a la orilla del asiento del auto?

3. ¿Cruza el cinturón de hombros entre el cuello y el brazo?

4. ¿Está el cinturón de cadera colocado lo más bajo posible, tocando la parte superior de las piernas?

5. ¿Puede mantenerse el niño sentado así durante todo el viaje?

Si contestó ”NO” a cualquiera de estas preguntas, su niño necesita un asiento “booster” que permita que los cinturones de hombros y cadera se ajusten de forma adecuada a su cuerpo.

La seguridad ante todo

Las estadísticas indican que los niños que viajan solamente usando los cinturones de seguridad, en lugar de usar un asiento “booster”, tienen 59% mayor probabilidad de sufrir lesiones graves en caso de accidente. Muchos de los niños se colocan mal el cinturón de seguridad: se ponen el tirante del hombro debajo del brazo o detrás de la espalda; tienen a viajar fuera de posición; y en ocasiones no se abrochan el cinturón porque les resulta incómodo.

Para saber si su niño es lo suficientemente grande para usar el cinturón del auto sin un “booster”, debe considerar lo siguiente:

• El tamaño del pequeño, la forma del asiento del auto y dónde están sujetados los cinturones al auto.

• El tirante del hombro debe cruzar por el centro del hombro y del pecho.

• El cinturón de cadera debe estar bajo y ajustado, cruzando los huesos de la cadera o la parte superior de las piernas.

• Vea si las piernas del niño son lo suficientemente largas como para doblarse cómodamente a la orilla del asiento. Si no es así, el niño tendrá la tendencia a deslizarse hacia delante de la orilla del asiento o hacia abajo, lo que podría ocasionar que el cinturón de cadera quede muy elevado.

• Finalmente, asegúrese de que el niño se siente completamente hacia atrás en el asiento y se mantenga sentado correctamente durante todo el trayecto del viaje.

Nuevo programa entra en acción

El Departamento de Policía de Glendora en colaboración con SafetyBeltSafe U.S.A. han lanzado una campaña para incentivar a adolescentes y que éstos sirvan de modelo para ayudar a proteger a los niños más pequeños mediante el uso adecuado de los asientos de seguridad. Estas agencias estarán reclutando voluntarios del área local para que lleven a cabo eventos en donde se enfatice la importancia de los asientos “booster” para niños mayores de 4 años, así como bajar la cifra de adolescentes que no usan los cinturones de seguridad en absoluto.

Grupos locales de adolescentes, y otros que deseen servir como voluntarios en este proyecto, así como los padres que quieran registrarse para recibir una inspección de sus asientos de seguridad, pueden visitar: www.carseat.org o llamar, en español, al (310) 222-6862 ó 1(800) 747-SANO.

SHARE

Más artículos de interes