Anticonceptivos orales: pastillas que contienen hormonas. Se toman diariamente suprimiendo la ovulación y, por ende, impidiendo el embarazo. Son muy efectivas si no se olvidan de tomar. Se recomienda que la mujer cree el hábito de tomar la píldora todos los días a la misma hora. Aunque es un método muy cómodo tiene algunos efectos secundarios como el empeoramiento de la circulación sanguínea, retención de líquidos, contraindicaciones para mujeres fumadoras y en algunas ocasiones producen dolores de cabeza y/o vómitos.

Anticonceptivo inyectable: inyecciones de hormonas administradas una vez por mes que suprimen la ovulación. Este anticonceptivo funciona en el cuerpo de la mujer de la misma forma que la píldora, resultando aún más cómodo pues es un método mensual, sin embargo, los efectos secundarios son los mismos que los producidos por la píldora.

El parche: es el medio más reciente para evitar el embarazo. El efecto anticonceptivo trabaja igual que en las píldoras o la inyección pero en este caso las hormonas son absorbidas a través de la piel gracias a un parche (similar a una curita). Una de las ventajas de este método es su aplicación semanal. Se adhiere al cuerpo de la mujer perfectamente y permite llevar una vida normal (hacer ejercicio, bañarse, tomar una ducha..) sin que el parche se despegue. Los efectos secundarios son similares a los de la píldora o la inyección: vómitos, mala circulación, contraindicado en mujeres fumadoras mayores de 35 años y retención de líquidos, entre otros.

Vasectomía: procedimiento quirúrgico masculino que bloquea temporal o permanentemente el conducto para que no haya más espermatozoides en la eyaculación. No es muy utilizado entre los latinos, tal vez por la falsa relación, en nuestra cultura, entre masculinidad y fertilidad. La sencillez de este método y su temporalidad hace que sea un método muy atractivo.

Ligadura de trompas: procedimiento quirúrgico que termina con la fertilidad de la mujer permanentemente. Se bloquean las Trompas de Falopio impidiendo que los espermatozoides lleguen a los óvulos y los fecunden. Una vez sufrida la operación, la mujer no podrá tener hijos nunca más, por lo que aconsejamos pensar detenidamente esta opción.

Planifique
Para algunas mujeres es una decisión difícil dejar de tener niños. Piense de forma optimista y analice el tiempo y las necesidades materiales de las que podrá disponer si planifica su familia. Visite a su médico o centro de planificación de su vecindario. Una vez que conozca todos los métodos, hable con su pareja y decidan juntos cuál de los anticonceptivos se amolda a sus necesidades.

Planificando su familia ayuda a los suyos y a usted misma a disfrutar de un futuro mejor.

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes