La noticia de la llegada de un nuevo ser es uno de los momentos más importantes en la vida de una mujer.

Pero para asegurarse un embarazo y un parto sin complicaciones, las mujeres encintas deben prestar especial atención a su estado de salud y al cuidado prenatal.

La doctora Jacqueline Trejo, Obstetra y Ginecóloga latina certificada de Saint John’s Health Center, recomienda realizarse los siguientes exámenes médicos:

 

Análisis de laboratorio de rutina

Estos análisis pueden incluir:

1. Pruebas de orina. Se analiza una muestra de orina para detectar azúcar, proteína y bacterias, que pueden ser indicios de diabetes o de problemas de la vejiga o los riñones.

2. Análisis de sangre. Se analizan muestras de sangre para detectar anemia y ciertas infecciones. También se registra el tipo sanguíneo y el factor Rh.

3. Prueba de Papanicolaou o cultivo cervical. Es posible que se analicen células del cuello uterino obtenidas durante un examen pélvico para detectar indicios de infección, cáncer o condiciones que puedan resultar en cáncer.

4. Prueba de detección de la glucosa. Se mide el nivel de azúcar en la sangre de la mujer para detectar la diabetes gestacional.

5. Prueba de estreptococo B (GBS, por sus siglas en inglés). Se analizan células de la vagina y el recto de la mujer para detectar la presencia del GBS, el cual puede transmitirse al bebé durante el alumbramiento y causarle infección.

6. Prueba del virus de inmunodeficiencia humana (VIH). Se analiza una muestra de sangre para detectar anticuerpos del VIH.

 

Pruebas para ayudar a detectar algunos defectos congénitos y trastornos genéticos

1. Evaluación del primer trimestre. Se combinan los resultados de pruebas ecográficas y análisis de sangre especiales para determinar el riesgo de síndrome de Down y trisomía 18 en el bebé. Estas pruebas se realizan entre las 10 y 14 semanas de embarazo.

2. Análisis del suero materno. Un conjunto de análisis de sangre (conocidos también como evaluación “triple” o “cuádruple”) que detectan niveles anormales de sustancias relacionadas con ciertos defectos congénitos como el síndrome de Down y los defectos del tubo neural. Estas pruebas se realizan entre las 15 y 20 semanas de embarazo.

3. Prueba de fibrosis quística. Un análisis de laboratorio realizado en una muestra se sangre o saliva para ver si una pareja corre mayor riesgo de tener un hijo con fibrosis quística. Esta prueba se puede realizar antes del embarazo o durante la etapa temprana del mismo.

Se realizan otras pruebas si se sospechan otros riesgos, tales como:

1. Examen ecográfico detallado. Un tipo de ecografía que puede ayudar a explicar los resultados anormales y proveer información más detallada.

2. Amniocentesis. Un procedimiento en el cual se usa una aguja para extraer una pequeña cantidad del líquido amniótico y células de la bolsa que rodea al feto. El líquido y las células se envían a un laboratorio para analizarlos. Este procedimiento se realiza más comúnmente entre las 15 y 20 semanas de embarazo.

3. Muestreo de vellosidades coriónicas (CVS, por sus siglas en inglés). Un procedimiento en el que se extrae una pequeña muestra de células de la placenta y se somete a pruebas. Se realiza entre las 10 y 12 semanas de embarazo.

 

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes