Un estudio indica que los inmigrantes son mayoría laborando en trabajos esenciales como salud, agricultura y manufactura de alimentos

Los trabajadores inmigrantes están donde más se les necesita durante la pandemia: laborando en trabajos esenciales para mantener al resto de la población segura, saludable y alimentada, especialmente en los estados donde más ha hecho estragos la crisis sanitaria del Covid-19 (como Nueva York y California).

Así lo indica un informe del Centro de Estudios de Migración de Nueva York (CMS), que encontró que 19.8 millones de inmigrantes –incluyendo indocumentados– trabajan en sectores de «infraestructura crítica esencial», según lo definido por el Departamento de Seguridad Nacional.

Trabajadores en el sector de la salud

Por ejemplo, los inmigrantes representan el 16 por ciento de todos los trabajadores de la salud en los Estados Unidos y:

33 por ciento en Nueva York,

32 por ciento en California,

31 por ciento en Nueva Jersey,

23 por ciento en Massachusetts,

17 por ciento en Illinois, y

9 por ciento en Pennsylvania.

Trabajadores en el sector agrícola

El sector ampliamente dominado por la mano de obra inmigrante es el agrícola. El informe señala que los inmigrantes representan el 31 por ciento de los trabajadores agrícolas en EE. UU., el 26 por ciento en la fabricación y procesamiento de alimentos y bebidas, el 26 por ciento en compañías mayoristas de comestibles y el 17 por ciento en supermercados minoristas y otras tiendas de alimentos y bebidas. En estas cuatro industrias, que son cruciales para alimentar a todos los estadounidenses, los inmigrantes comprenden:

50 por ciento en California,

33 por ciento en Nueva Jersey,

30 por ciento en Nueva York,

24 por ciento en Massachusetts,

20 por ciento en Illinois, y

13 por ciento en Pennsylvania.

«Los inmigrantes están trabajando para detener la propagación del Covid-19 y mantener a sus conciudadanos, a menudo con un gran riesgo personal», dijo Donald Kerwin, director ejecutivo de CMS. “Estos mismos trabajadores serán esenciales para la recuperación económica de los Estados Unidos. Se merecen nuestro apoyo y nuestro agradecimiento». EC