El gobernador de California, Gavin Newsom, anunció el miércoles planes para dar pagos en efectivo a inmigrantes adultos que viven ilegalmente en el estado para ayudarlos a capear la crisis del coronavirus.

¿Cuánto dinero recibirá cada inmigrante?

El plan, que usaría una combinación de dinero de los contribuyentes y donaciones caritativas de corporaciones y filántropos, otorgará 500 dólares a unos 150.000 adultos y hasta un máximo de 1.000 dólares por familia durante el brote de coronavirus, dijo el gobernador.

California tiene unos 2 millones de inmigrantes indocumentados. No han sido elegibles para el paquete de estímulo de $ 2.2 trillones aprobado por el Congreso el mes pasado, que prometió pagos en efectivo a la mayoría de los estadounidenses al tiempo que aumentó los beneficios de desempleo en $ 600 por semana.

«Sentimos un profundo sentimiento de gratitud por las personas que temen las deportaciones y que aún se ocupan de las necesidades esenciales de decenas de millones de californianos», dijo Newsom, un demócrata, que señaló que el 10 por ciento de la fuerza laboral del estado estaba compuesta por inmigrantes que vivían en el país sin documentos pero que pagaron más de $ 2.5 mil millones en impuestos estatales y locales el año pasado.

¿Hay que presentar información personal?

Los contribuyentes estarían aportando $ 75 millones por el dinero, mientras que un grupo de organizaciones benéficas se ha comprometido a recaudar otros $ 50 millones para un total de $ 125 millones. Un grupo de organizaciones benéficas ya ha donado $ 5.5 millones para el fondo, incluidos Emerson Collective, Blue Shield of California Foundation, California Endowment, James Irvine Foundation, Chan Zuckerberg Initiative y un donante anónimo.

Newsom dijo que el dinero no se distribuirá en función de los ingresos. «No se requerirá su información personal para obtener ese apoyo«, agregó.

¿Necesita más información sobre Covid-19?

El gobierno de California ha facilitado esta guía para la comunidad hispana. Siga las instrucciones para mantenerse seguro y a salvo del coronavirus.