“El caballero oscuro” regresa en una producción espectacular para luchar contra el crimen organizado de Ciudad Gótica. Para esto, establece un triunvirato en el que se incluye al mismo Batman (Christian Bale), el comisionado Gordon (Gary Oldman) y el fiscal de la ciudad Harvey Dent (Aaron Eckhart).  La dinámica de entre estos tres se va a ver afectada ante la presencia de la bella Rachel Dawes (Maggie Gyllenhaal, que entra en lugar de Kate Holmes) quien se compromete emocionalmente con el Fiscal Dent, pero que ya traía un historial con el apuesto playboy, Bruce Wayne, quien es el verdadero Batman. Es aquí donde llega la mente diabólica de El Guasón/The Joker (Heath Legger), que “sin ton ni son” va a crear el caos en la ciudad, no porque en verdad le interese el dinero de la mafia, ni el poder de los millonarios, lo que quiere es volver locos a todos llevando la anarquía a un nivel extremo para estar a la altura de Batman, porque necesita al “hombre murciélago” para seguir siendo malo.  Batman, por su parte, se convierte en un ser más intrínseco, duro y ensimismado tratando de descifrar la psicología de la mente del asesino.

Artículo continúa

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes