Dice que no lo hace por nostalgia ni por dinero, aunque sí reconoce que había ganas de demostrar que aún puede y existe en su vuelta al cine por la puerta grande. Sylvester Stallone regresará a la gran pantalla el próximo 13 de agosto con “The Expendables”, otra producción más con el sabor del cine de acción clásico de los 80 en el que el de origen italiano brillón con luz propia.

Y aunque no tuvo intención de ponerse sentimental, no ha dudado en rodearse de viejas glorias del género como Dolph Lundgren, Bruce Willis y hasta el propio Arnold Schwarzenegger, que aparece en una sola escena cargada de guiños al espectador y de frases cortas.

Al final es de lo que se trata, de tipos duros con poco diálogo pero mucha testosterona, en una cinta que transcurre en una isla de Sudamérica en la que el protagonista de Rambo vuelve por sus fueros y pone las cosas en su sitio en un estado bananero y dictatorial con una chica atrapada en sus garras de por medio.

Dirigida y escrita a mano —Stallone no cree en programas de computador— confía en recaudar en taquilla lo suficiente para mantener vivo el espíritu de su creador, y de paso seguir haciendo cine hasta que el cuerpo aguante, pese a los 64 años de su mítico protagonista.

Esta película suena a nostalgia. ¿Es cierto que le ha dado por ponerse sentimental?
No pretende ser nostalgia ni un homenaje, sólo es un estilo de dirigir que aprendí en los 80. Es una acción mucho más simple de lo que hemos visto en mucho tiempo y todos los que están son legítimos tipos duros, 8 de los 11 han sido estrellas de sus propias películas.

¿Le preocupa que muchos no sean reconocibles para la generación pasada?
Es una buena pregunta, no lo sé. Es duro meterse en la cabeza de una persona joven. Puede que sea difícil que se identifiquen con nosotros, pero la cinta tiene una acción y una actitud con la que se pueden identificar, con la actitud de la cinta y el real ‘badasheriy’ que tiene (risas). No se ve demasiado.

¿Qué les falta a las cintas de ahora?
En muchas de las películas de acción que veo no sientes un peligro real, hacen cosas que son tan imposibles que rayan en lo absurdo. Así que creo que hay hambre por este estilo de cine para machos. Lo escucho en blogs.

¿Le costó convencer a Schwarzenegger para hacer la película?
No mucho porque sólo es un detalle curioso. Puede que sea la última vez que estemos juntos en el cine, porque no sé lo que va a pasar con su carrera. Y para la gente a la que le gusta la acción, ver algo así será divertido. La escena estaba escrita para que nos burláramos un poco de cada uno.

¿Qué le parece como Gobernador?
No tiene la culpa para nada. Qué se puede hacer. Es un lío increíble el que tiene por el excesivo gasto que hay.

¿Se presentaría usted?
Nunca jamás. No podría hacerlo. El tiene la mentalidad y la filosofía correcta.

¿No le hacía falta algo así para sentirse realizado en la vida?
Rocky es lo mejor que he hecho en mi vida, el tener la suerte de haber podido hacer películas durante 32 años de una misma saga. Todo lo demás después es puro divertimento.

¿Sigue en el cine por dinero?
No tiene nada que ver. No hice dinero con la última de Rocky. Tuve que poner dinero de mi bolsillo. En esta también he puesto. Sencillamente estaba buscando la oportunidad para que alguien pusiera el dinero para hacer “Rocky Balboa”, y con eso conseguí que mi vida fuera completa. Esto es diversión.

¿No estaría tratando de mandar un recado con 64 años?
Supongo. Siendo honesto, creo que prueba que lo último que envejece es el corazón. Y si eres capaz de aguantar los golpes, el dolor y la vergüenza que a veces acompaña, ¿por qué no? Estoy tratando de experimentar.

¿Hasta cuando piensa hacer cine?
No lo sé. Supongo que hasta que el cuerpo aguante.

Dirija sus comentarios a [email protected].

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes