Julia Roberts y Javier Bardem en el mismo reparto parecen suficiente reclamo para una de las cintas más esperadas del verano, “Eat, pray, love”, que se estrenó el pasado viernes con romance, viajes y la vida de una famosa escritora como argumentos a esgrimir.

Roberts, ganadora de un Oscar por “Erin Brokovich”, interpreta a la autora estadounidense Elizabeth Gilbert, en un largometraje de Ryan Murphy que entra de lleno en el club de otras como “Capote”, “Secret Window”, “Down with Love”, “The Hours”, “Alex and Emma” o “Under the Tuscan Sun”, donde el cine homenajea el mundo de las letras de forma explícita.

Así, la historia sigue las aventuras de una mujer que, frustrada por no poder engendrar, se da cuenta que no tiene la vida que desea a pesar de tener un marido, una casa en el campo y una carrera. Por eso decide romper y después de un doloroso divorcio opta por tomarse un año sabático de viajes para descubrir otros caminos.
Su ruta pasa por Italia, donde Gilbert descubre el arte del placer. También atraviesa India, donde el arte de la devoción domina, para después buscar un equilibrio entre ambos en la isla indonesia de Bali, en donde se enamora.

La protagonista de “Pretty Woman”, cuyo personaje en la cinta confiesa haberse enamorado de la pizza, aseguró que para realizar la filmación de la cinta subió más de 10 libras. A pesar del incremento de peso de la actriz oriunda de Atlanta, Georgia, no igualó las más de 30 que adquirió Gilbert en ese mismo viaje. “En el momento en que se cortaba la escena, yo ya había terminado una pizza entera o un plato de pasta. Esto se repitió una y otra vez y yo estaba encantada”, dijo.

Además de la popular actriz, de 42 años, madre de tres pequeños, la cinta tiene otro atractivo: el galán español Javier Bardem, quien confesó estar nervioso de compartir escenario con Roberts. El actor canario, que interpreta a Felipe, el hombre de quien se enamora Gilbert durante su viaje, aseguró que había visto a Roberts en tantas películas y en tantas buenas actuaciones que se sintió intimidado de estar al lado de ella.

Por su parte, para Roberts trabajar con Bardem, que se casó recientemente con la actriz Penélope Cruz, fue como haber conseguido un nuevo aliciente en su carrera. “El llegó con un gusto y entusiasmo que eran contagiosos. Cada vez que visitábamos un país diferente, la experiencia se ampliaba”, dijo.

Además de la química que hubo entre Bardem y Roberts, la colaboración entre la protagonista y el director de “Glee” durante la cinta fue tan placentera para los estudios Sony, que ya han vuelto a unirlos para una nueva cinta romántica. Roberts interpretará a una mujer profesional que debe ajustarse a la maternidad, pero que al perder su empleo se ve forzada a quedarse en casa. Su marido, por el contrario, se ve obligado a regresar al puesto de trabajo.

También forman parte del reparto otros secundarios importantes como Richard Jenkins, Viola Davis y James Franco. Entre los datos interesantes de la producción destaca la preocupación de los hindúes de que se utilizara a líderes espirituales para asegurarse de que la cinta en realidad reflejara cómo es la vida en un ashram. Además hubo controversia debido a los pocoss actores oriundos de Bali utilizados en la cinta.

Se desconoce la suerte que correrá esta adaptación a la pantalla grande. Será difícil de determinar dado el sorprendente éxito del libro, que hasta el mes de julio figuró por 180 semanas dentro de la lista de los libros mejor vendidos del diario “The New York Times”, a pesar de una serie de no muy halagadoras críticas. Lo cierto es que cuenta con la popular Roberts y con una de las estrellas extranjeras más seguidas en el país, Bardem y su prestigio de gran actor.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes