Luca Verne. Los Angeles | 11 de mayo de 2012

Parecía imposible hacerle más publicidad a un libro que ya lleva vendidos 14.5 millones de copias, pero a buen seguro que la película “Qué esperar cuando estás esperando”, basada en la guía de maternidad que lleva más de 25 años en las librerías estadounidenses, lo conseguirá.

Dicen las estadísticas que el 93 por ciento de la madres primerizas norteamericanas recurren a esta obra de Heidi Murkoff y Sharon Mazel, una auténtica biblia en cuestiones de maternidad en Estados Unidos que comenzó a publicarse en 1984 y no ha dejado de venderse a buen ritmo.

Lo que no cabía esperar después de 25 años es que Hollywood plantase sus tentáculos sobre la guía para rodar una comedia romántica para todos los públicos, una de esas cintas con reparto coral en el que cada uno de los grandes nombres en pantalla dispone de una cantidad proporcional de tiempo y que supone un reclamo a su manera.

Aunque el elenco lo componen una veintena de estrellas, el cartel está dominado por dos futuras madres en el largometraje, Cameron Díaz y Jennifer López, que protagonizan dos de las cinco historias cruzadas en las que está basado el guión de Shauna Cross y Heather Hach. Dos mujeres, como no podía ser de otra forma.

Además de estos dos pesos pesados, Brooklyn Decker da vida también a otra de las madres primerizas, una modelo muy conocida por sus portadas en revistas como “Sports Illustrated” con un diminuto bikini. Completan el cartel Elizabeth Banks, que acaba de estrenar la muy sonada “Los Juegos del Hambre”, y Anna Kendrick, conocida por su papel en la saga de “Crepúsculo”.

En el bando masculino destaca el brasileño Rodrigo Santoro, conocido a nivel internacional por su pequeño papel en “Love Actually”; el comediante Chris Rock y Dennis Quaid, que a sus 58 años está viviendo una segunda juventud en la gran pantalla.

Todo para una historia que comanda una reina del ejercicio (interpretada por Cameron Díaz), que junto a su marido Evans (Matthew Morrison), descubren las muchas dificultades y cambios que implica el estar esperando un bebé.

Mientras, Holly, el personaje que interpreta la actriz puertorriqueña, es una fotógrafa que decide adoptar a un niño ante las dificultades para quedarse embarazada. Su marido (Santoro) decide a su vez hacer las gestiones pertinentes por su cuenta y se apunta a un grupo de apoyo de padres primerizos.

Ahí es donde se encuentra con Chris Rock y tres de sus amigos para entender lo que realmente le espera. Un punto que la película explota a fondo, puesto que las situaciones entre padres y niños, además de la complicidad que se establece entre ellos, se presta para muchas situaciones divertidas.

Como suele ser habitual en estas historias de personajes cruzados y un reparto casi interminable de caras conocidas, el ritmo es frenético y los desenlaces varios y previsibles, cuajado de muchas y diferentes historias con las que se puede identificar el público.

“Hay un poco para todo el mundo”, explica el director Kirk Jones. “Eso fue lo que me interesó del guión, que también fuera atractivo para los hombres, y lo que es realmente motivador es que creo que en el último pase previo de la cinta gustó casi más a hombres que a mujeres”.

Jones asegura que fue un rodaje divertido pero intenso, filmado en Atlanta durante el verano con temperaturas que sobrepasaban los 40 grados centígrados y teniendo que trabajar con todo tipo de bebés de distintas edades.

Por eso en Lionsgate, el estudio responsable de la comedia, esperan que el resultado en taquilla compense tanto esfuerzo. “Qué esperar cuando estás esperando” aterriza en Estados Unidos el 18 de mayo, unos días antes del popular fin de semana largo del “Memorial Day”, cuando se da el pistoletazo de salida al verano. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes