Luca Verne. Los Angeles | 3 de agosto de 2012

Algunas franquicias han tenido la sutileza de camuflar sus varias secuelas bajo títulos sugerentes que ayudan a mantener el interés a lo largo de los años, como es el caso de “The Bourne Identity”, una de las cintas de espías más taquilleras de la historia del cine y que ahora vuelve a las pantallas con “The Bourne Legacy”.

Es un legado, como su propio nombre indica, que ha heredado un nuevo protagonista de la saga como Jeremy Renner, después de que Matt Damon decidiera no participar en la siguiente entrega. “Tenía curiosidad de saber cómo iban a hacer otra cinta sin Jason Bourne, pero leí el guión y pensé: ‘¡Qué inteligentes!'”, indicó el actor.

La solución al enigma pasó por darle protagonismo a un nuevo personaje, un aliado de Jason Bourne, interpretado por Damon en las tres primeras películas. Se trata de Aaron Cross, uno de los papeles más divertidos y versátiles de su carrera.

“Desde el punto de vista de la franquicia, realmente abrió un montón de puertas y abrió las cortinas para poder ir en un montón de direcciones”, afirmó el actor californiano. Rachel Weisz y Edward Norton lo acompañan en el reparto.

Pese a los cambios, Renner asegura que se ha mantenido la esencia de la saga con intriga y constantes escenas de acción, unas en las que ha evitado los especialistas para darle aún más realismo al largometraje.

“Fue divertido, muy divertido, como conseguir una entrada para un parque de atracciones al que nadie más tiene acceso”, indicó el protagonista de “The Hurt Locker”, de la directora Kathryn Bigelow.? Renner dice que la experiencia ha sido tan satisfactoria que no dudaría en volver a protagonizar otra cinta metido en la piel del agente Cross, sin descartar que vuelva Bourne en algún momento a escena.

“La película deja abierta la posibilidad de que vuelva Matt Damon a hacer de Jason Bourne o incluso que hagamos una juntos, no lo sé”, una opción que a buen seguro sería bien recibida por todos los aficionados de la franquicia.

Pese a que Damon ya no está, su presencia se nota en la cinta, que se apoya en Bourne para justificar y construir el personaje de Cross, otro hombre con una gran cantidad de virtudes físicas y de agilidad mental para moverse en una trama de espionaje ambientada en Estados Unidos y en partes de Asia.

De hecho, algunas de las escenas se rodaron en Manila y alrededor de las Filipinas, por lo que el pistoletazo de salida de la cinta será en la ex colonia española, cinco días antes de su estreno en Estados Unidos.

Será una buena prueba de fuego para la franquicia en su cuarta entrega, cuando ya se daba por sentado que “The Bourne Ultimatum” sería el final de la saga. Habrá que ver si el público no echa de menos las especiales características de Damon, después de que decidiera que no haría la cuarta parte tras la renuncia de su amigo y director Paul Greengrass.

En junio de 2010 se supo que sería Tony Gilroy el encargado de reescribir el guión y dirigir la película para poder seguir adelante sin Damon. Ese giro ha permitido pensar en la quinta parte sin saber qué resultado dará Renner como reemplazo de Damon, y contando con que el protagonista de las tres primeras aceptará el sumarse a esa cinta haciendo dupla con Renner.

“Vamos a seguir el personaje de Jeremy”, dijo el productor Frank Marshall en una conferencia de prensa reciente. “Todo lo demás está muy abierto y eso es lo bueno. Seguiremos a Jeremy y veremos lo que pasa”.

Especialmente en taquilla, donde al final se dictamina si se mantiene o no el siguiente proyecto, sin que a estas alturas importe más o menos un director u otro o el peso cinematográfico del producto. Hollywood con su estilo inconfundible. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes