Luca Verne. Los Angeles | 20 de abril de 2012
 

Hasta ahora Cusack se ha caracterizado por papeles diferentes, más tendentes hacia lo romántico, con unas cuantas cintas en su portafolio para demostrarlo. Cusack, nacido en un suburbio a las afueras de Chicago en 1966, se convirtió pronto en ídolo de juventud —especialmente para ellas— con papeles como “The Sure Thing”, una ‘road movie’ con una historia de amor detrás o su mismo debut, “Class”, en otra cinta para adolescentes.

 

Después se volvería más serio, más hecho como actor con largometrajes como “True Colors”, junto a James Spader, y la comedia negra e inteligente “Grifters”, junto a dos grandes actrices como Angelica Houston y Annette Bening y basada en la novela de Jim Thompson.

 

También sería parte de cintas como “Con Air” o “Being John Malkovich”, como protagonista de la fantasía de Spike Jonze. Sin embargo, ninguna tendría tanto calado para su carrera como otra romántica, “Serendipity”, en la que comparte cartel e historia de amor con la británica Kate Beckinsale.

 

“The Raven” es para algunos, la oportunidad de Cusack de volver a tener repercusión tras una carrera de constantes altibajos y sin el protagonismo y la contundencia que se le suponía a un actor tan dotado en sus inicios.

 

En esta asume un rol mucho más intenso de lo que suele ser habitual para el de Chicago. Metido en la piel del poeta Edgar Allan Poe, es el centro de una trama durante los últimos días de vida del conocido autor y con un asesino en serie suelto.

 

Las muertes son una recreación de los relatos del propio Poe y publicados en un periódico local, por la que policía de Baltimore, en Maryland, recurre a él para tratar de dar con tan peligroso sujeto. Y, como suele ser habitual en estos casos, el propio escritor se convierte en sospechoso por ser el mejor conocedor de la técnica del asesino, aunque según discurre la trama, la cinta da varios giros para mantener la tensión de la cinta.

 

Todo ello bajo la dirección de James McTeigue, un realizador con mucha experiencia como asistente de dirección (trabajó con George Lucas en la quinta entrega de “Star Wars”) pero con tan solo dos películas en su haber antes que ésta: “V for Vendetta” y “Ninja Assassin”.

 

McTeigue ha contado con la británica Alice Eve para dar vida al interés amoroso de Poe en la película, una obsesión para el asesino y la excusa para mantener el interés del escritor en la trama criminal hasta el final del largometraje.

 

Pese a todo, Cusack no fue ni mucho menos la primera opción de los estudios para tan intensa cinta de intriga. Jeremy Renner, protagonista de la ganadora del Oscar a mejor película en 2009 “The Hurt Locker”, fue el designado en un principio para hacer de Poe, sin embargo, declinó la oferta para poder cumplir con su compromiso de “Mission Impossible: Ghost Protocol”.

 

Después se consideró la opción del escocés Ewan McGregor, pero al final no llegaron a un acuerdo, y finalmente entró en el reparto Cusack para comenzar el rodaje en las calles de Belgrado y Budapest en noviembre de 2010, en un ambiente invernal, gélido y un tanto oscuro, en palabras del propio Cusack.

 

“Me costó mucho dormir por el lugar en el que estábamos. Creo que no dormí durante ocho semanas”, confiesa el de Chicago. “Es, sin duda, el personaje más oscuro que he interpretado, aunque era un romántico en el fondo, con una dualidad muy intensa”.   

 

El próximo trabajo para Cusack también es una cinta intensa y con asesinatos de por medio. Se trata de “The Frozen Ground”, un thriller policíaco con otro asesino en serie que atrapar, aunque este en el frío de Alaska y ambientada en los años 80. De momento, el romance tendrá que esperar. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes