Pablo Scarpellini. Los Angeles | 20 de enero de 2012
 

 

Estaban advertidos los presentes. Lloverían dardos envenenados desde el escenario de boca del viperino, ácido y sarcástico Ricky Gervais, el humorista británico encargado de presentar, por segundo año consecutivo, la entrega de los Globos de Oro de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood. Y no defraudó Gervais con sus ataques personales y de mal gusto hacia unos cuantos personajes públicos, despellejando desde el principio a Kim Kardashian, Justin Bieber y Mel Gibson, entre otros.

Después, se ocupó de algunos presentes como Jodie Foster y Johny Depp, a quien acusó de no haber visto “la película que hundió su carrera, ‘The Tourist'”. Y cuando ya parecía que había arreciado la tormenta, le dedicó una broma a Antonio Banderas y Salma Hayek que no sentó del todo bien en la comunidad hispana. Se burló de su fuerte acento en inglés.

 

“No puedo esperar para presentar a nuestros siguientes presentadores, Antonio Banderas y Salma Hayek”, dijo Gervais con aparente seriedad y diplomacia. “He adorado su trabajo durante muchos años y acabo de hablar con ellos por primera vez. Son ridículamente guapos, talentosos y, probablemente, muy interesantes. No estoy seguro porque no puedo entender una sola palabra de lo que dicen”.

 

La respuesta de Banderas fue contundente, cargada de chulería y orgullo patrio. Tiró del amplio repertorio literario español y se sacó de la manga un pasaje de Menón en el drama histórico de 1653 de Pedro Calderón de la Barca. “En esta apacible quinta, adonde el mayo gentil los países que el abril dejó bosquejados, pinta, aunque es esfera sucinta para el sol de tu hermosura, cuya luz ardiente y pura…” Y hasta ahí, porque Hayek lo interrumpió para anotar que ella tampoco podía entender ni una palabra.  

 

Curiosamente acudieron a presentar el premio a la mejor serie de televisión en la categoría de comedia, que ganó “Modern Family”, protagonizada por otra hispana, ese huracán colombiano llamado Sofía Vergara. La actriz hispana más de moda en el universo hollywoodiense continuó con la causa en favor del idioma de Cervantes para erigirse en portavoz de sus compañeros. “Gracias Antonio, gracias Salma. Al ser esto un premio internacional lo vamos a recibir en dos idiomas”, dijo gritando a pleno pulmón, eufórica y crecida por el momento. Después continuó el resto de agradecimientos en español, traducido en versión libre y entre bromas por el productor ejecutivo de la serie, Steve Levitan.

 

No fue la única que optó por las represalias frente a los golpes verbales de Gervais. Madonna fue la más contundente, después de que el de Berkshire la presentara en escena como una “casi virgen”, en alusión a uno de sus temas musicales más conocidos. “Si todavía soy solo una virgen Ricky, entonces por qué no vienes aquí y haces algo respecto”, le espetó la reina del pop. “No he besado a una chica desde hace algunos años… al menos no en televisión”, dijo Madonna, en alusión al beso que le dio en escena a Britney Spears en los premios MTV de 2003, y a la presunta homosexualidad del presentador británico.

 

Gervais fue el eje central de una gala cargada de anécdotas, tensiones y curiosidades, una noche que encumbró aún más la figura de Meryl Streep, ganadora de su octavo Globo de Oro por su interpretación de Margaret Thatcher en “The Iron Lady”. También quedó perfilado el que puede ser el enfrentamiento cinematográfico del año entre “The Descendants” y “The Artist”, las dos triunfadoras de la noche. Los Oscar decidirán si sí o si no.

 

La original propuesta del director francés Michel Hazanavicius, una película muda y en blanco y negro, se hizo con tres de los seis galardones a los que aspiraba, entre ellos, el de mejor película en la categoría de comedia o musical.

 

También fue una noche de celebración para “The Descendants”, ganadora del premio a la mejor película en la categoría de drama, dirigida por Alexander Payne, y con un George Clooney “en el mejor papel de su vida”, de acuerdo al productor de la cinta. Su apreciación coincidió con los miembros de la prensa extranjera, que le otorgaron a Clooney el Globo de Oro al mejor actor. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes