Este periodo del verano es esencial para que los estudiantes que buscan matricularse en un colegio o universidad y necesitan ayuda financiera, se enfoquen en este objetivo. Desde el primero de enero está disponible la solicitud gratuita de ayuda financiera federal FAFSA, la cual se puede bajar del internet, pedirse por correo o solicitarla en la escuela secundaria.

El gobierno federal utiliza la solicitud FAFSA para calcular el monto mínimo que espera que su familia contribuya hacia los gastos universitarios de su hijo, y para determinar si su familia llena los requisitos para obtener ayuda financiera. Se le pedirá información sobre ingresos familiares, bienes y otros detalles financieros. Para solicitar ayuda federal es necesario tener número de seguro social o tarjeta de residente permanente.

Según su necesidad, una universidad puede ofrecer una combinación de becas o subsidios, préstamos y trabajo para el estudiante en la universidad. Los subsidios no hay que pagarlos. De preferencia, elija préstamos federales sobre los privados pues las tasas de interés y las condiciones de pago son mucho mejores. El empleo dentro de la escuela permite equilibrar los estudios y el trabajo, a la vez que ayudan a pagar los gastos universitarios.

Sacar préstamos es una responsabilidad considerable. Sin embargo, los beneficios pueden compensar la inversión. Según el College Board, el ingreso anual promedio de las familias en las que uno de los padres tiene por lo menos un grado universitario, es más de $50,000 por encima del ingreso de aquellas familias que sólo tienen un diploma de escuela secundaria.

Sin embargo, las familias no deben descartar la posibilidad de una universidad prestigiosa únicamente por estar fuera de su alcance económico. “Si la universidad considera que su hijo tiene potencial, le brindará los fondos”, indica Ron Díaz, director de subsidios estudiantiles de la Universidad de Stanford en California, donde el subsidio promedio para estudiantes de bajos ingresos es de $30,000.

La crisis económica afecta a familias en todos los niveles económicos, pero “es probable que aquellas familias con ingresos y bienes por encima de los $80,000 reciban más ofertas de préstamos que subsidios, y que la expectativa de su contribución familiar sea mayor”, nos dice Glenda Barahona de Hispanic Scholarship Fund, una de las muchas organizaciones que ayudan a las familias en el proceso de solicitud de ayuda financiera.

Otros recursos
Usar sus ahorros es una manera de cubrir los gastos que tienen que salir de su bolsillo. Si aún no ha comenzado, aquí tiene un consejo: si ahorra $100 al mes en una cuenta bancaria por 18 años, podrá acumular entre $30,000 y $35,000.

También existen otros recursos menos conocidos. Al utilizar un plan de ahorro universitario 529, el dinero se acumula libre de impuestos, e inclusive le permite pre-pagar, al costo actual, matrículas universitarias del futuro. Para averiguar más sobre estos planes, contacte a su banco. También es posible obtener créditos y deducciones fiscales por gastos educativos al rendir su planilla de impuestos.

El campo de las becas es competitivo y más que nunca se premia a los buenos estudiantes y a los que tienen necesidad. Existen compañías y fundaciones que ofrecen becas para estudiantes con diferentes cualidades, tales como ciertas áreas de estudio o si son hijos de veteranos. Es posible que un estudiante latino y católico, que se destaque en matemáticas y planee estudiar ingeniería, encuentre becas que reconozcan esas características.

Postularse para becas es exigente y se debe comenzar la búsqueda lo antes posible, pero tenga cuidado con compañías que cobren por ayudarle a conseguir ayuda financiera. No hay ningún cargo por presentar la solicitud FAFSA, y hay muchas organizaciones que ofrecen ayuda gratuita durante todo el proceso de solicitud.

El manual Scholarship Handbook del College Board ofrece una lista actualizada de más de 2,000 becas públicas y privadas para estudios de pregrado. Para obtener mayor información, visite www.collegeboard.com/enespanol, o llame al 1-800-323-7155. También podrá encontrar este manual en su biblioteca o librería local.

Dónde solicitar ayuda
• College Board: www.collegeboard.com/padres
• Mexican American Legal Defense and Educational Fund:  www.maldef.org
• Hispanic College Fund: www.hispanicfund.org
• Hispanic Scholarship Fund: www.hsf.net
• Latino College Dollars: www.Latinocollegedollars.org
• Center for Student Opportunity: www.csocollegecenter.org

Preguntas sobre la solicitud FAFSA: 1-800-433-3243 ó www.fafsa.ed.gov, www.federalstudentaid.ed.gov.

María de los Ángeles Corral, The College Board.
[email protected]
 

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes