Evitar la reposesión

Si su préstamo es ajustable (Adjustable Rate Mortgage, ARM) podría estar en riesgo de sufrir un aumento en sus pagos. ¿Podrá usted soportar un incremento? Las personas que compran una propiedad como inversión en vista de venderla al año siguiente no han de preocuparse por pagos altos pues probablemente venderán la propiedad en menos de un año. Pero si usted ha adquirido una vivienda con la idea de permanecer en ella por unos cuantos años, investigue cuál es su tasa de interés y en caso de que sea variable infórmese si puede variarla o cada cuánto tiempo puede variarla.

Algunos nuevos propietarios de casa con un préstamos variable deciden refinanciar y aprovechar el momento para cambiar a una tasa fija, que evitará sorpresas desagradables. Si piensa que es víctima de un préstamo fraudulento puede comunicarse a un organismo oficial como L.A. County Department of Consumer Affaire, (800) 593-8222 ó https://consumer-affairs.co.la.ca.us/; y también Office of the Attorney General (800) 952-5225 ó https://ag.ca.gov/consumers/general.php.

Tiempo es oro

Para los propietarios de vivienda que afrontan reposesión (foreclosure) es importante actuar rápido para no tener que aparecer delante de un juez. Hable con el prestamista en busca de soluciones: la venta de un auto, el refinanciamiento a un interés menor o pedir prestado a la familia son soluciones que pueden evitar problemas mayores. La mayoría de los prestamistas no inician una notificación de falta de pagos hasta el tercer mes en el que el pago no se efectúa. Pasado este tiempo, el prestamista puede notificar la venta de la propiedad (trustee sale notice) y vender en los 20 días siguientes. El propietario tiene hasta cinco días antes de la venta para pagar la deuda.

Debido a que hoy en día las propiedades del sur de California no cuenta con apenas equidad, la mayoría de los prestamistas están deseosos de dialogar con el propietario en apuros antes de perder la propiedad, pues con la venta forzosa de una casa sin equidad, la entidad prestataria no gana.

En el peor de los casos hable con un buen abogado experto en bancarrota para declararse bajo Chapter 13.

Pagos pendientes

Una vez que la casa se ha vendido el prestamista no puede pedirle ningún pago atrasado. Así, si pidió prestado $400,000 y la casa se vendió por $375,000, usted no tiene por qué pagar el dinero que difiere. Eso sí, algunos personas que perdieron su casa se han encontrado con problemas a la hora de liquidar el segundo crédito que suele ser mucho menor que el primero.

(1) DataQuick

Esta columna no pretende sustituir los consejos y ayuda legal que sólo un experto en la materia puede brindar.

Para comentarios [email protected] ó 1-800-242-2527.
 

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes