Utilizar tarjetas de crédito, débito o tarjetas ATM puede resultar fácil y conveniente. En casi todos los establecimientos comer-ciales son aceptadas para hacer un pago o comprar un producto o servicio. Pero al igual que el dinero, las tarjetas también se pueden perder o ser robadas.

La ley Fair Credit Billing Act (FCBA), que trata sobre la facturación de las transacciones con tarjetas de crédito, y la llamada Electronic Fund Transfer Act (EFTA), que rigen las transferencias electrónicas de fondos, le ofrecen los procedimientos a seguir en caso de pérdida o robo de dichas tarjetas.

Reporte el robo
Denuncia el hecho a la entidad emisora lo más pronto posible. Es una buena idea dar seguimiento a su llamada con una carta. Incluya en su correspondencia su número de cuenta, y la fecha en que se haya dado cuenta de la pérdida o robo.

Tarjetas de crédito y cargos fraudulentos. Si su tarjeta de crédito es utilizada sin autorización, la ley federal establece que su responsabilidad se limita a un monto de 50 dólares. Si denuncia la pérdida antes de que sus tarjetas sean utilizadas, la FCBA establece que la entidad emisora no lo puede hacer responsable por ningún cargo no autorizado.

• Tarjetas de débito y cargos fraudulentos. Según lo dispuesto por la ley federal, su responsabilidad por cargos hechos a través del uso no autorizado de su tarjeta de débito o tarjeta ATM depende de la prontitud con que denuncie la pérdida.

Si reporta la desaparición de su tarjeta antes de que la misma sea utilizada sin su permiso, la ley EFTA establece que la entidad emisora de la tarjeta no lo puede hacer responsable por ninguna transferencia de fondos no autorizada. Si el uso no autorizado de la tarjeta ocurre antes de que haga la denuncia, su responsabilidad dependerá de la prontitud con que haga el reporte ante dicha entidad.

La mejor manera de protegerse contra el fraude de tarjetas es estar siempre al tanto de dónde están y guardarlas de forma segura.

Para proteger las tarjetas de débito y las tarjetas ATM que funcionan con un número de identificación personal (PIN), mantenga este número en secreto. No utilice su domicilio, fecha de nacimiento, número de teléfono o de Seguro Social como PIN.

Información cortesía de Contenido Latino

Esta columna no pretende sustituir los consejos y ayuda legal que sólo un experto en la materia puede brindar

Dirija sus comentarios a [email protected].

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes