Redacción EC | 21 de diciembre de 2011

 

Las donaciones aumentan en esta temporada. Pero hay que tener cuidado, algunos estafadores buscarán la manera de aprovecharse de su generosidad. Estos pillos le piden una donación a nombre de una organización de caridad y luego se meten el dinero al bolsillo.

 

La Comisión Federal de Comercio, la agencia nacional de protección del consumidor, le recomienda tomar ciertas medidas de precaución para evitar el fraude y para asegurarse de que su donación verdaderamente beneficie a las personas y organizaciones que desea ayudar.

 

Tanto las organizaciones de caridad legítimas como los estafadores podrían solicitarle donativos por teléfono, correo electrónico o tradicional, o a través de anuncios en internet.

 

Siga estas sugerencias antes de hacer una donación:

• Pregunte el nombre, domicilio y número de teléfono de la entidad de caridad.

• Pregunte qué porcentaje de su donación se destinará al fin benéfico y qué parte se gastará en gastos administrativos. Si no le contestan con claridad, o si no le gusta la respuesta, considere hacer su donación a otra organización.

• Pida información escrita sobre sus programas.

• Contacte directamente a la entidad de caridad y averigüe si la organización autorizó el uso de su nombre.

 

Los estafadores frecuentemente solicitan contribuciones para fines benéficos falsos o buscan engañar a los donadores sobre cómo se utilizarán los fondos. Estos consejos le ayudarán a distinguir entre lo que es legítimo y lo que es un fraude:

 

– Tenga cuidado con los nombres parecidos. Algunas organizaciones de caridad falsas usan nombres similares a organizaciones legítimas. Si detecta una diferencia, por más pequeña que sea, verifique que se trata de la entidad correcta.

– Evite donar a organizaciones que le garantizan un premio a cambio de su contribución. De acuerdo a las leyes de Estados Unidos, para participar en un sorteo de premios no está obligado a hacer una donación.

– No haga donaciones en dinero en efectivo ya que el dinero puede perderse o ser robado. Haga su donación con una tarjeta de crédito.

– Confíe en sus instintos. Los estafadores podrían tratar de engañarle haciéndole pensar que usted prometió hacer una donación. Si no recuerda haber hecho una promesa de donar, resista la presión de dar dinero.

 

La Comisión Federal de Comercio ofrece más información sobre cómo hacer donativos y evitar el fraude. EC

 

Información cortesía de Contenido Latino

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes