Vestimenta: La ropa que elijas para esta ocasión proyecta una primera imagen de ti sin que hayas pronunciado palabra. Viste ropa conservadora, con colores neutros y prescindiendo de prendas de moda que pueden ser demasiado llamativas.

Comunicación no verbal: Después de un rápido contacto visual con el entrevistador vendrá el consabido apretón de manos. Algo tan simple como este saludo dice mucho acerca del buscador de trabajo. Mantenga la distancia pero extienda la mano y apriete firmemente la del entrevistador. De lo contrario usted podrá parecer de carácter débil y sin decisión. No masque chicle. Si hay varias sillas, no se siente hasta que no le indiquen en cual de ellas o no dude en preguntar en qué silla quiere que se siente. No cruce las piernas, mantenga su espalda derecha y mantenga su mirada fija en los ojos de su entrevistador. Manténgase tranquilo y sonría. Al contestar no gesticule en exceso con sus manos y por supuesto evite rumiar sus uñas u otros tic.

Las contestaciones: Destaca los puntos fuertes de su resume frente a preguntas que puedan poner en entredicho otros aspectos. Destaque su experiencia en el campo laboral que la empresa solicita si no tiene mucha formación académica. Resalte su educación si no dispone de experiencia. Deja de manifiesto que conoces a la empresa: productos, servicios e historial. No hable demasiado. Sea claro y conciso en sus contestaciones.

Al final de la entrevista no dude en preguntar los interrogantes que tenga acerca del puesto al que pretende acceder.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes