La semana pasada, el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Angeles lanzó una campaña para informar al público acerca de una nueva ordenanza de la ciudad angelina que prohíbe fumar en las áreas donde se come al aire libre. Esto incluye patios de restaurantes, cafés, patios de comida, carritos de comida y camiones móviles de comida.

La ley, que entrará en efecto el 8 de marzo de 2011, amplía los esfuerzos de la ciudad para reducir la exposición de los habitantes del condado a los productos químicos dañinos que se encuentran en el humo de segunda mano.

“La gran mayoría de los residentes del Condado de Los Angeles no son fumadores –85.7 por ciento–, y los datos han demostrado que incluso muchos de los fumadores prefieren comer en escenarios libres del humo de cigarro”, dijo Dr. Jonathan E. Fielding, MD, MPH, director y funcionario de salud del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Angeles. “Esta ordenanza continúa el compromiso de la ciudad para proteger la salud de nuestros residentes y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, cáncer, enfisema y muchas otras enfermedades asociadas con el humo del tabaco”.

La política específicamente prohíbe fumar dentro de 10 pies del área de comer al aire libre, incluidos los patios de comida, así como dentro de 40 pies de quioscos de comida, carritos de comida, y los camiones móviles de comida en la ciudad de Los Angeles.

A partir del 8 de marzo de 2011, los negocios afectados tienen la obligación de solicitar que los clientes no fumen dentro de la distancia designada de su negocio y poner señalización con frases específicas y con el símbolo internacional de “No Fumar”.

“La ciudad de Los Ángeles continúa marcando el ritmo de una vida saludable”, dijo alcalde Villaraigosa. “Los angelinos ya disfrutan de los parques libres del humo de cigarro, las playas y mercados de agricultores y ahora van a poder disfrutar de todos los maravillosos restaurantes al aire libre que tiene Los Angeles para ofrecer, sin exposición al humo tóxico de segunda mano”.

La campaña muestra anuncios de tránsito colorados al aire libre en toda la ciudad mostrando comida deliciosa y saludable, y proclamando salir a comer mejor con “un lado de aire fresco”.

Los clientes y dueños de negocios también pueden aprender acerca de la ley a través de anuncios de radio, anuncios en línea y el sitio web de información FreshAirDiningLA.com.

Los infractores –clientes y dueños de negocios– se enfrentan con multas de hasta 500 dólares. Las cantinas, discotecas para personas mayores de 18 años y edificios que celebren eventos privados que están completamente cerrados al público, están exentos de esta política. Los dueños de negocios y vendedores móviles de comida pueden obtener más información acerca de la ley y descargar la señalización adecuada en FreshAirDiningLA.com.

Para ayudar a las personas que fuman actualmente, que ya dejaron de fumar o si desea ayudar a un amigo o pariente dejar esta adicción, pueden visitar LAQuits.com. Allí encontrarán información y recursos sobre cómo dejar de fumar. También pueden llamar gratis al 1-800-45-NO-FUME. EC 

 

Compartir

Más artículos de interes