Redacción EC | 18 de mayo de 2012

Comprometerse en matrimonio con una persona que vive en el extranjero tiene ciertas limitantes, pero completando los trámites necesarios esa persona puede ingresar al país de forma legal para llevar a cabo la unión. Estos son los requisitos de elegibilidad para tramitar la llamada Visa de Prometido.

En la solicitud debe demostrar que:

• Usted (el solicitante) es ciudadano de los EE.UU.

• Tiene la intención de casarse con su prometido(a) dentro de 90 días de su ingreso a los Estados Unidos.

• Usted y su prometido(a) gozan de plena libertad para casarse y cualquier matrimonio previo debe haberse terminado legalmente por medio de divorcio, defunción, o anulación.

• Se conocieron en persona, por lo menos una vez dentro de los 2 años antes de tramitar su petición. Hay dos excepciones, ambas de las cuales requieren una exención:

1. Si el requisito de encontrarse violaría las costumbres estrictas y arraigadas de la cultura extranjera o hábitos sociales de su prometido(a).

2. Si usted demuestra que el requisito de conocerse conllevaría dificultades extremas para usted.

Presente el Formulario I-129F, Petición para prometido(a) extranjero. Una vez que se otorgue, la Visa de prometido(a) (o visa K-1 de no-inmigrante) permite que su prometido(a) ingrese a los Estados Unidos por 90 días para que se celebre su boda. Una vez que se hayan casado, su cónyuge puede solicitar la residencia permanente y permanecer en los Estados Unidos mientras el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) procesa la solicitud.

Si su prometido(a) tiene un hijo (menor de los 21 años y soltero), podría haber una visa K-2 disponible.  Asegúrese de incluir los nombres de los hijos de su prometido(a) en su petición del Formulario I-129F.

Una vez que haya sido admitido, su prometido(a) puede solicitar de inmediato un permiso para trabajar a través del Formulario I-765.

El estatus de prometido(a) expira automáticamente después de 90 días y no puede ser extendido. Su prometido(a) debe salir de los Estados Unidos después de los 90 días si ustedes no se casan. Si no se va, estará violando las leyes inmigratorias de los EE.UU., lo que puede resultar en la expulsión (deportación) y/o puede afectar su elegibilidad futura para conseguir beneficios inmigratorios de los EE.UU. EC

Información cortesía de GobiernoUSA.gov

Compartir

Más artículos de interes