Una organización pide donaciones para adquirir libros en español y bilingües y llevárselos a los niños ubicados en centros de detención y refugios en la frontera

De acuerdo a un reporte del 2014, más de 70,000 niños cruzaron la frontera para ingresar a Estados Unidos. La mayoría de los niños migrantes venían de Centroamérica y, en un alarmante números de casos, llegaban sin la compañía de un adulto.

Los pequeños migrantes fueron colocados en centros de detención y refugios temporales a lo largo de la frontera con México, eso motivó a algunas organizaciones a movilizarse para velar por sus derechos más elementales. Reforma lo hizo a su manera, llevándole libros a los niños para que pudieran leer mientras estuvieran esperando una solución a su situación migratoria.

Reforma es una asociación nacional de bibliotecarios que promueve la lectura entre los latinos de habla hispana en este país que, ante la crisis de los niños migrantes, creó “Children in Crisis”, una iniciativa dedicada exclusivamente a atender las necesidades de lectura de estos pequeños que no van a la escuela y que no tienen mucho qué hacer mientras esperan que su situación legal se resuelva y puedan reunirse con sus familiares en Estados Unidos.

“Ha sido muy difícil trabajar con los centros de detención. No nos permiten entrar, ni leerles a los niños. Pero cuando podemos les mandamos los libros. Adonde sí podemos llevárselos es a los refugios temporales como los que están en Brownsville, Texas y El Cajón, California”, comentó Oralia Garza de Cortés, una de las fundadoras de “Children in Crisis”.

libros para ninos en crisis

La fundación ha recibido donaciones de bibliotecas públicas, escuelas y universidades, pero es tanta la necesidad que por eso piden la participación del público. “Estamos pidiendo donaciones para adquirir libros para niños de todas las edades y también para madres, porque hay muchas que están bajo custodia también”, dijo Garza de Cortés, quien agregó que las personas también pueden donar libros que de preferencia sean de bolsillo, que sean en español o bilingües y que estén en buenas condiciones.

En estos momentos, la organización se encuentra en pláticas para lograr que las bibliotecas públicas de varias ciudades del Sur de California acepten recibir libros donados por la gente. Mientras tanto, hay un lugar en Los Ángeles donde se pueden llevar los libros. Se trata de LA Librería, ubicada en el 4732 ½ W. Washington Blvd., Los Ángeles, CA 90016.

Los libros, además de llevar educación, entretenimiento y conocimiento, también están llevando esperanza para estos niños migrantes, y usted puede poner su granito de arena en esta gran labor humanitaria.

Para más información, visite www.reforma.org.

Las donaciones para adquirir los libros se pueden hacer por internet en la página refugeechildren.wix.com.

Más artículos de interes