Algunos problemas de salud de los niños, como las enfermedades por gérmenes o bacterias y la depresión, pueden deberse a crecer en un ambiente sucio

Se habla poco acerca de lo que un ambiente desordenado y sucio puede causar en la salud de los niños. Es cierto que a los adultos les provoca malestar, tristeza y desesperación, todos asuntos emocionales que se solucionan limpiando la casa. Pero cuando se trata de los pequeños, y de acuerdo a la Administración Estadounidense para Niños y Familias, criar a un niño en un hogar sucio es una forma de negligencia y trae como consecuencia la mala salud.

Los ambientes sucios y desordenados reproducen gérmenes, y la exposición a estas condiciones puede causar que los niños se enfermen repetidamente porque nunca se deshacen completamente de los gérmenes o bacterias.

Compañías como AlEn USA dedican años de investigación con el fin de desarrollar productos de alta tecnología para ayudar a las familias a mantener sus hogares limpios, entre los que se pueden mencionar a las marcas Cloralen®, Pinalen® y Pinol®.

Algunos estudios también sugieren que algunos problemas mentales como la depresión, pueden ser una consecuencia para la salud de los niños en hogares sucios. Una casa desordenada o desarreglada puede abrumarlos y tornarlos agresivos o violentos, debido a la frustración causada por su entorno familiar. En resumen, una casa limpia es el mejor remedio para que los niños crezcan sanos y felices. EC

Más artículos de interes