Solicite ayuda

Un consejero en un centro comunitario puede enseñarle cómo funciona el proceso bancario y puede ayudarlo a encontrar bancos y cooperativas de crédito con empleados bilingües que pueden explicarle cómo abrir una cuenta. Llame a varios bancos o cooperativas de crédito y solicite hablar con un representante en español, así podrá enterarse de los servicios que ofrecen y seleccionar el que mejor se adapte a sus necesidades.

Su dinero está seguro

A diferencia de algunas situaciones ocurridas en países latinoamericanos, el gobierno de los Estados Unidos garantiza los fondos en su cuenta hasta por $100 mil, siempre y cuando el banco o cooperativa de crédito estén aseguradas.

Diferencia entre las instituciones financieras

Las cooperativas de crédito son parecidas a los bancos, pero normalmente son más pequeñas y sirven a personas que son miembros de un grupo particular. Así hay cooperativas de crédito para empleados del gobierno, maestros de escuela pública o para personas que viven en la misma ciudad o la misma vecindad.

Abrir una cuenta

Para abrir una cuenta de cheque o de ahorro generalmente se necesita entre $1 y $100. Todo depende de la institución financiera. Pregunte cuánto es el mínimo de dinero que necesita tener en su cuenta para evitar cargos mensuales.
Aunque se necesita un número de seguro social, muchos bancos y cooperativas de crédito no lo requieren si usted no es ciudadano de los Estados Unidos. En ocasiones, sólo un tipo de identificación y un recibo de servicio público con su nombre y dirección son suficientes para abrir una cuenta.

La identificación consular es aceptada para abrir cuentas. Este documento es expedido por los consulados radicados en Estados Unidos. Otros tipos de identificación válida son la licencia de conducir, pasaporte y certificado de nacimiento.

Diferencia entre las cuentas de cheques y de ahorro

Una cuenta de cheque le permite escribir cheques o usar tarjetas de débito en lugar de pagar en efectivo. Estos métodos de pago son más seguros que andar con dinero en el bolsillo.

Una cuenta de ahorros paga una tasa fija o variable de interés sobre el dinero que hay en su cuenta. Mientras más alta sea la tasa de interés, más dinero gana su cuenta. Recuerde que el interés que gane tendrá que declararse como ingreso y está sujeto a impuestos federales.

Para más información https://www.appleseeds.net.
 

Más artículos de interes