Los pasajeros de las líneas de metro del Inland Empire hacía Downtown contarán con más rápidas y frecuentes conexiones, de acuerdo con las declaraciones oficiales

Un segundo, un tercero y hasta un cuarto tren estarán en breve disponibles en San Bernardino. Mientras tanto y según las declaraciones de Mitch Alderman, director de tránsito y vías de San Bernardino Associated Governments (SanBAG), Rancho Cucamonga y Covina también se favorecerán y podrán presumir de tener mejores conexiones.

La SanBAG, junto a su compañero de Los Angeles, el Metropolitan Transportation Authority, han aprobado recientemente un estudio que incrementará la capacidad de la siempre abarrotada línea San Bernardino-Los Angeles.

Este estudio incluirá el seguimiento de dos diferentes fragmentos: el primero entre San Bernardino y Rialto, y el segundo entre San Dimas y La Verne. Además, le añadirán 4 millas a la vía, lo que significa que el seguimiento se hará sobre un total de 12 millas. En cuanto al coste, ascenderá hasta unos 125 millones de dólares, que compartirán a partes iguales SanBAG y LA.

Actualmente, esta línea San Bernardino-LA tiene diariamente alrededor de 12 mil pasajeros, lo que la coloca como la línea más utilizada en los 21 años de los que goza el servicio. Durante el estudio, un tren saldrá de San Bernardino a las 5:40 a.m., Rancho Cucamonga a las 5:53 y Covina a las 6:14. Estas serán las únicas paradas hasta que se llegue a LA, lo que supondrá un ahorro estimado de 45 minutos por trayecto. Por la tarde, y en sentido inverso, un tren saldrá de Union Station a las 5:15 p.m.

Es un proyecto que espera tener una gran aceptación entre los habitantes del Inland Empire. Y no solo esto, sino que como efectos colaterales tendremos la disminución del tráfico y la menor contaminación del medio ambiente. Apuesten a que la demanda de más trenes seguirá subiendo. EC

SHARE

Más artículos de interes