La colaboradora para asuntos médicos de CNN en Español, Marisa Azaret, opina sobre la reforma sanitaria del presidente Obama y la importancia de la prevención en este país.

IMG_2654_Marisa_Azaret_VR

 

Por Alicia G. de Angela

 

De Cuba a España y de España a Miami. La doctora en psicología Marisa Azaret presume con orgullo de un bagaje tricultural que la ha permitido conocer de primera mano tres sistemas de salud muy distintos. Algo que la presentadora de CNN Vida, el programa sobre salud que conduce cada semana en CNN Latino, dice haberle dado otra perspectiva respecto a lo que debe ser un sistema sanitario ideal.

Y pone como ejemplo cómo funciona la sanidad en España, país en el que se ha criado y en el que todavía viven sus padres, insistiendo en que el énfasis aquí está en la prevención “porque se han dado cuenta de que esto a la larga salva más vidas. En España, sobre todo a cierta edad, cuando uno va al médico te revisan tu peso o tus niveles de colesterol sin tener que insistir demasiado. Es suficiente con que el paciente lo pida”.

En Estados Unidos, en donde la doctora Azaret ejerce como Jefa de Psicología de Conducta del Miami Children’s Hospital, el sistema sanitario es claramente distinto “primero porque hay millones de personas que no tienen acceso a un sistema de salud y segundo porque existe el miedo a ser deportado”.

El resultado, explica la doctora, es un sistema en donde se ataca el problema en lugar de prevenirlo. Algo que pretende corregir la recién estrenada reforma sanitaria del presidente Obama, al hacer obligatorio la compra de un seguro médico a partir del 1 de enero de 2014.

“La implementación ya estamos viendo que está siendo complicada, pero yo confío en que cada estado de este país haga su parte y asuma la responsabilidad de cuidar a sus ciudadanos”.

Luego quedan otros problemas por resolver como el hecho de que estudiar medicina en este país pueda llegar a costar entre 150.000 y 200.000 dólares y el tema de las demandas legales. “El tipo de medicina que se ha practicado aquí por muchos años ha sido defensivo, una medicina de ‘por si acaso me demandan’ y esto hay que cambiarlo para ir construyendo poco a poco una mejor relación médico-paciente”. Una meta más en pos de la salud de todos en este país.

 

Más artículos de interes